Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 16 de noviembre de 2011

La palabra LIBERTAD

¿Qué es lo que realmente significa la palabra LIBERTAD? ¿Cuáles son los ideales que la diseñan y la motivan en nuestras mentes? ¿Porqué algunas personas no tienen los mismos deseos de libertad que las demás? ¿Porqué algunas personas confunden LIBERTAD con desorden e indisciplina?
Cuando las definiciones de las palabras están deturpadas en la mente, ésta actúa de acuerdo a la definición que ella había almacenado. Es como decir que HAMBRE se sacia con agua y SED con comida. Perdonen la grosera comparación.
El hombre tiene una necesidad de ser REGIDO por un ser SUPERIOR, alguien o algo que sea superior a sus conocimientos, alguien o algo que escape a su control. Véase a un individuo acabado de llegar a una empresa u oficina, respetará y temerá a todos los que ya estuvieron antes de que él haya llegado, pero una vez que se haya familiarizado con todos sus colegas de trabajo, la relación ya será absolutamente diferente, a muchos de ellos ya no le tendrá tanto respeto o temor como al comienzo, incluso en algunos casos el “trato respetuoso” puede ser apenas un acto cínico, falso y frio. Esto pasa porque  cree que él tiene la libertad de respetar o no a la persona, independiente del cargo que ocupa, tanto él como la otra persona. Al llegar no habrá exigido nada, habrá estado dispuesto a “hacer el mayor esfuerzo” en bien de la empresa, pero, una vez familiarizado, ya comenzará a exigir derechos, sin cumplir demasiado con sus obligaciones.
Este es uno de los aspectos humanos más manipulados que se conoce a través de la historia (el de la necesidad del hombre de ser regido por “alguien o algo superior”). Esa superioridad puede darse de diferentes maneras y por diferentes motivos. Los “conquistadores españoles” apelaron a su apariencia y a sus “pertrechos” (totalmente desconocidos para los nativos) para dominarlos y someterlos. Los “evangelizadores” apelaron a la FE, creando la figura de las maldiciones y las desgracias, para someter al resto de la población nativa. Con esos artilugios pudieron hacerse de todas las riquezas naturales, culturales y/o territorios de éstos.
Así se fueron diezmando grandes culturas y sabidurías, como la incaica (su arquitectura y su ingeniería), los guaraníes (sus conocimientos curativos de las plantas), tanto como su oro, plata o cualquier otro material precioso que hubo en sus territorios. Estos conquistadores y evangelizadores, comenzaron a redactar “reglas de disciplina” que coartaban “la libertad” que antes habían conocido los nativos, para empezar a reaprender otra “definición” de la palabra “libertad”. Ese proceso fue llamado de “civilización”. A partir de esa “nueva doctrina” los nativos empezaron a “ser castigados” por utilizar “algo que por siglos les perteneció”. Sea por sus costumbres, tradiciones o uso de riquezas naturales. A la milenaria arte de curar mediante las hierbas, pasaron a llamar “medicina empírica” y la nueva regla la ponía como algo totalmente ilegal, por no estar “de acuerdo a la ciencia” (por no decir que podía fundir la industria farmacéutica).
En fin, haciendo un recorrido por la historia, podemos notar que la palabra libertad siempre fue algo demasiado subjetivo, por tanto sujeto a cambios radicales.

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...