Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 28 de septiembre de 2011

El dilema de María (Sueños de una migrante)

María quedó quieta mirando el techo de su cuarto apretado, de tres metros por dos, que ocupaba en el sexto piso de aquel edificio en la refinada París. El Baño y la ducha eran compartidos por las otras personas que vivían en el mismo piso y eran empleadas, como ella. Un cuarto casi vacío, a no ser por una pava, una guampa y un paquete de yerba, junto a una pequeña placa eléctrica, que le servía para tomar su mate y correr al trabajo, en el segundo piso del mismo edificio. Había un pequeño televisor, que casi nunca lo miraba porque no entendía mucho el idioma en la que hablaban. Mal podía hacerse entender en su español paraguayo, con su patrona española. Tenía un pequeño computador portátil y podía conectarse a internet para escuchar las emisoras de Paraguay saber las noticias en el día, oír el son de  sus polcas favoritas y alguna que otra cachaca de moda, tenía amigas y amigos paraguayos y paraguayas, con quienes se reunía los domingos, su único día libre, para degustar sopa paraguaya, asados a la parrilla y unas latitas de cerveza.
Tres años atrás decidió dejar su Caaguazú natal, su casa, a orillas del Arroyo guazú, en Repatriación, rodeada de un jardín, llena de rosales, “Raido Sombreros” y margaritas. Una cerca viva de “Ligustrina” rodeaba el frente de la casa. María dejó en libertad a su pensamiento para volar hacia su pueblo, imaginó a su madre lavando ropas a la orilla del Arroyo, talvéz pensando en ella. Gracias a Dios que ya podían tener aquel aparatito llamado celular, por el que podía comunicarse con su madre las veces que podía. Una vez al mes, María le enviaba una parte de su sueldo, para que su madre no necesitara trabajar en casas ajenas o en la dura tarea de la chacra para mantenerse. 200 Euros por mes (la mitad del sueldo que María percibía) ya era más que suficiente para que su madre viviera sin lujos, pero sin aprietos.
María estaba ahorrando para comprarse un terreno, al lado de la de su madre, para construirse su propia casa. Con sus treinta años cumplidos, ya necesitaba tener algo suyo, para eso dejó su tierra natal. Hizo un préstamo (que terminó de pagar en casi dos años) para venir, y sobrevivir mientras no encontrara trabajo, lo que, gracias a Dios, no fue por mucho tiempo.
En menos de seis meses encontró un trabajo fijo, antes solía reemplazar a otras amigas por lo que percibía unos quince o veinte euros al día (uno o dos en la semana) viviendo en cuartos compartidos con otras compatriotas, durmiendo en el piso. Su actual patrona, lo primero que le dio fue la habitación extra que poseía en el mismo edificio en el que vivía en el centro de París, generalmente utilizado para albergar a la servidumbre. Ella no pagaría alquiler, ni luz ni agua. Incluso la comida le saldría gratis, ya que cuidaba de una persona anciana y los gastos de la casa estaban controlados por la hija de la dueña de casa, que vivía en el mismo edificio, pero en apartamento separado. La patrona se encantó con María, ella era muy cariñosa, atenta y conversadora, condición esencial para cuidar de personas ancianas.
Pero volvamos al pensamiento de María. Estaba bastante preocupada, la noche anterior  había llamado a su madre y ésta le dijo que estaba un poco enferma. Lo de “poco” en boca de su madre, era más para no preocuparla demasiado, pero también significaba, intrínsecamente, un pedido de AUMENTO en el envío de dinero. María pensó en pedir un permiso para ir a Paraguay, pero también pensó en dos detalles importantes: Si se iba tendría que gastar casi 1.500 Euros en pasajes de ida y vuelta y además corría el riesgo de no poder volver a entrar al país, con lo cual perdería su trabajo. También pensó en ir a quedarse con su madre, con el dinero que tenía podía ir a trabajar en la venta de cualquier tipo de mercaderías, o abrir un salón de bellezas, era su sueño, pero quería juntar algo más de dinero, para comprar el terreno y hacerse de casa propia. Añoraba a su madre, sus amigas pero también necesitaba trabajar un poco más. En suma y en definitiva, María debe quedarse, enviar un poco más de dinero a su madre y luego pensar en volver a Paraguay.
Pero bueno, casi todas sus amigas, que también estaban en París, pasaban por  lo mismo. Era el drama de los y las migrantes que dejaron sus tierras y sus familias, en busca de sus sueños.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Los del EPP y la lucha social

¿No les parece extraño que el “autodenominado EPP” haya atacado, precisa y justamente, comisarías que se encuentran en puntos claves de la ruta del narcotráfico, contrabando de animales robados y  PRINCIPAL RUTA DE FUGA PARA ASALTANTES?
¿No les parece extraño que se “autodenominen guerrilleros”, actúen “ajusticiando” gentes inocentes, sin antes hacer un comunicado debidamente elaborado, reivindicando la lucha social y aportando posibles soluciones sustentables a corto, mediano y largo plazo, a favor de quienes “dicen defender”?
Ya lo dije en varios post, y me reafirmo en un todo, este grupillo, más pillo que grupo, no puede ser considerado un grupo guerrillero jamás, bajo ningún punto de vista. Primero porque no tienen ninguna “estructura política propia”. Segundo, no han agotado instancias de negociación. Tercero: no tienen el apoyo de las verdaderas y auténticas Organizaciones Campesinas (o sea que son olímpicamente ignorados (incluso repudiados) por el pueblo que dicen representar) Cuarto: no tienen ningún ideal u objetivo que no sea la de matar gente inocente. Quinto: nunca denunciaron las plantaciones de marihuana, que se encuentran EXACTAMENTE en los campos en las que ellos están sembrando el miedo. Las “invasiones” nunca tuvieron por finalidad la implantación de la reforma agraria, sino la de deforestar, revender derecheras y abandonar luego las tierras adjudicadas. TODO CON EL INTUITO DE CRIMINALIZAR LA LUCHA SOCIAL ANTE LOS OJOS DE LA POBLACION QUE DESCONOCE LA EXISTENCIA DE INTERESES CREADOS DETRÁS DE ESTE TIPO DE MOVIMIENTO.
Si yo hiciera parte del EPP, en este momento, estaría pidiendo una exhaustiva investigación sobre todos los registros de propiedad de las tierras situadas en las franjas sujetas a la reforma agraria. Estaría haciendo una campaña para censar a todos los campesinos sin tierras, sanear la lista de posibles candidatos a ser adjudicados y negociar con el Estado proyectos de implantación de un sistema productivo y mercadeo (lo que incluiría proyectos de red vial, energía, puestos de salud y escuelas) para todos los adjudicados.
¿Han hecho algo de eso los del EPP?

sábado, 17 de septiembre de 2011

Pueblecillo tranquilo aquél

Pueblecillo calmo aquél. La pobreza no era ningún obstáculo  para que la gente sea feliz. Cada uno, a su manera, lo era. Con sueños vencidos, con sueños ganados; pero, sobre todo, sueños presentes.
Ningún día era igual al otro. La gente trabajaba la tierra, agradecía cada grano multiplicado, se alimentaban de la tierra trabajando unidos. “Minga” le llamaban a la tarea compartida; hoy todos a la chacra de uno y mañana a la del otro, y así el campo siempre estaba revestido de aquel verde de promesas de una cosecha plena. Claro que a veces había algún tropiezo: mucha lluvia, o sequía prolongada, granizos o heladas, pero nada de eso era una barrera para seguir luchando. A cada tropiezo, había el renacer de una esperanza de que la próxima cosecha sea mejor.
Cuanto más ivaí, iporâ angüi hina (Cuanto más mal anda la cosa, es señal de que viene la bonanza) era una especie de “inyección” de nuevas fuerzas para seguir adelante, para no dejarse derrotar.
Así eran los campesinos de aquél pueblecillo. Desde que el Rey Sol asomaba sus tímidos rayos, anunciando la alborada, ya iban camino a la chacra; apoyaban sus azadas en la tierra, miraban sus siembras y, como en una especie de saludo a ellas, les lanzaba una mirada de alegría, de esperanza. Con aquel gesto estaban listos para hacer toda y cualquier tarea que ayude a sus plantitas a crecer sin ningún tipo de estorbo. No le tenían rabia a las malezas, sabían que esas mismas malezas que ellos cortaban, serviría de abono para nutrir a su siembra, para que ésta tenga más frutos. Solo el calor, del sol a pico del mediodía  de verano, de casi 40 grados, obligaba a esa gente a parar un poco la tarea. El tereré y el almuerzo eran momentos de diálogo, sea sobre cómo encontraron la chacra, qué faltaba hacer para mejorarlo y planear la tarea siguiente.
Podrían estar cansados, pero nunca les faltaban motivos para reírse; aún cuando la cosecha no fuera buena, o la tarea era dura; ellos se reían, se reían de sí mismos, si les faltaban motivos. Se reían, por ejemplo, del viejo Juan porque seguía soltero, a pesar de sus, ya, 60 años y el viejo Juan se acoplaba a la broma de sus amigos, nadie se enojaba allí, nadie conocía el sentido del “insulto” o la “burla”. Se decían palabrotas, se apodaban de los nombres más feos posibles; pero todos sabían que aquello no era sino para reírse y alegrar la tarea. En aquel pueblecillo tranquilo, nadie se enojaba con nadie. Todos se sabían amigos y se necesitaban mutuamente. Reían, trabajaban y sufrían juntos.
Por eso, quienes no conocían a los pobladores de aquel pueblecillo tranquilo, solían decir que allí la risa era fiesta, pues allí se reían en plural; que el trabajo tenía sus frutos, porque se trabajaba unido y que el sufrimiento no hacia su morada en ella; porque en aquel pueblecillo tranquilo, no había soledad.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Lamentable!!!

Desaparece, físicamente, una de las figuras más emblemáticas de la Dictadura Stronista. Sabino Augusto Montanaro murió, dejando tras de sí el amargo sabor que deja el no saber dónde están enterradas muchas de las víctimas de la época de la represión.
Digo que desaparece físicamente, porque estoy convencido que nunca desaparecerá de la memoria de todas aquellas familias cuyos seres queridos fueron torturados, asesinados y luego desaparecidos.
El país debe aprender a guardar y clasificar su memoria colectiva, de otro modo nunca construiremos el país que soñamos.
Si el sistema judicial del país no funciona, debe ponerse en marcha el repudio colectivo. Ese repudio que no depende de medios de prensa, ni tiene intereses creados.
Murió Montanaro y con él mueren las esperanzas de encontrar, al menos, las tumbas NN de seres queridos desaparecidos bajo su influencia.
El hecho de que se haya hecho “pastor” no puede ser considerado un atenuante, ni mucho menos. Muy por el contrario, creo que el “tal pastor que lo convirtió”   debería sentirse avergonzado de hacer las declaraciones que hizo a favor de este asesino y cobarde.
Una vez más puede comprobarse la “SUBJETIVIDAD” de la prensa. Solo hay que comparar lo que publica Ultima Hora y lo que dice ABC color al respecto. Claro que ABC no puede chutar su propia olla.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Este comentario lo publico aqui, me parece interesante


1 comentarios:


Anónimo dijo...
El compa Galeano pone la tilde sobre la "i", no falta ser tan juiciosos observadores para ver que es otra de esas malditas guerras camufladas de derechos humanos, como las de Afganistan, en donde habia que ir a "salvar un pobretico pueblo" que ya no podia ni respirar porque los sembradios de alcaloides no les daban campo, y ahora vemos que lo que secedio fue todo lo contrario a lo que supuestamente buscaban, la siembra se multiplico de manera espantosa, da miedo saber el numero actual de plantaciones. Guerra en nombre de la Democracia??? O que no decir de esta otra guerra precedente en la que habia que ir a bagdag porque un "tirano loco nos iba a matar a todo el mundo con sus armas de destruccion masiva", y hemos sabido al dia de hoy que tras una gran cantidad de mentiras los unicos ganadores de esa guerra son los vendedores de armas y las compañias petroleras de la potencia del norte que han sabido bien repartir el pastel. Pero de democracia ni muuuuu! Guerra por los Derechos Humanos??? Que facil ir, como lo propone aqui el señor galeano, a por don Gadafi, o don Osama, o don como quiera que se llame, con un grupillo de esos que llaman elite, para capturarle y llevarle ante tribunales internacionales de justicia para que alli sea llevado a un juicio en el que resultara culpable o inocente, alla las pruebas y conclusiones, pero con eso se evitaria todo ese baño de sangre que en el espiritu de la ultima resolucion del consejo de seguridad demanda. Si fuere solo por defender derechos humanos, por que no entonces motivar una urgente reunion en esa misma dependencia de la ONU para tratar de inmediato el caso del bloqueo unilateral a Cuba, que de unilateral no tiene un coño dado que se extinde a compañias que negocian mas alla de quien lo impone. O por que no tratar con urgencia la proclamacion del estado Palestino tal y como si lo han demandado no se cuantas resuluciones, esto si, en las lineas de fronteras que historicamente conocio este pueblo y no las que de manera amañada resulte imponiendo Israel con sus actuales colonias. Por que ese mismo organismo no emite una orden para que el pais mas poderos de la tierra "hasta ahora", ponga todos sus barquitos y maquinaria de guerra por dentro de sus fronteras, y no haga las del gendarme global. Macumba, es pura INGERENCIA lo que hay aqui!!! En fin sabemos muy bien que otra vez es el petroleo el que esta en juego y no la famosa democracia a la occidental, ya lo hemos visto y vivido en carne propia con los recursos naturales de Bolivia, Venezuela o Ecuador, en donde al precio que sea, matando a quien sea les hace falta entrar a las elites de siempre a vender la patria a la superpotencia. Creen ustedes que Rusia, China, India, y muchas mas le entran al jueguito de la tal via democratica al estilo que aqui pretende venderse???? pero ni tibios eh! Autodeterminacion de los pueblos Sin exclusiones, mismo en la poderosisisisisima USA (por ejemplo el bizarro caso de Puerto Rico), si una parte de la poblacion de cualquier pais quiere ser autonoma o llegar a ser independientes, hay procesos autoctonos en cada cultura y lugar que lo han de permitir. Faltara a caso llegar a ver un baño de sangre como el de los balcanes sobre el territorio de Libia solo por que es un mandato de la ONU, o sera que su propio pueblo puede parar de matarse y diaologar. Justicia Internacional A proposito de resoluciones, aun esperamos una que de la orden de perseguir, llevar a juicio y condenar a quienes lanzaron las bombas atomicas sobre japon, y ahora siguen matando mujeres, niños y ancianos por palestina, irak, afagnistan, colombia, paraguay... Hubo alguna resolucion para castigar los crimenes de estado que en el pasado periodo presidencial se perpetraron en Colombia, donde se le ocurrio "cazar inocentes" por todas partes, y fueron asesidados, para luego ser siniestramente maquillados y disfrasados como rebeldes dados de baja en combate, perdon son crimenes de lesa humanidad no? Gracias

Ser migrante... Vida dura

Vida dura la de vivir donde ni somos, ni existimos. Vivir en un lugar de la cual ni siquiera  podemos salir, por miedo a no poder volver.
Vivir en tierra ajena, porque en la nuestra se nos niega el derecho de TENER, porque hay una minoría absoluta que se ha robado todo, inclusive los sueños.
Una gran amiga mía acaba de perder a su madre, no pudo estar en su velatorio, no pudo darle el último adiós, ni depositar el último beso en la frente. No podía, porque gana poco, trabaja demasiadas horas y, principalmente, porque si se iba, le iba a resultar casi imposible volver.
Sin duda alguna la migración es necesaria para los países industrializados, que digan lo que quieran, que les nieguen ciertos derechos humanos (como el de libre tránsito), no son sino excusas apenas para explotarlos, para tenerlos al margen, para que produzcan a bajo costo, generen grandes ganancias sobre las cuales el mismo Estado, que les niega el derecho de ESTAR, saca grandes sumas de impuestos.
Pero aquí surge la gran interrogante ¿Será que todos los migrantes quisieran estar en esa situación? Es evidente que no. Han decidido migrar porque las condiciones económicas y laborales de su país de origen no les prometían un futuro tranquilo. Fueron más allá en busca de sus sueños, muchos de ellos han muerto tras esos sueños; otros, peor aún, han perdido todo (familia, bienes, sueños) y ya no les quedó otra que la misma soledad de su cuarto de buhardilla en la que duerme con su soledad, alejado de todo.
En fin, dura vida la de los migrantes.
Por eso es importante que las embajadas y los consulados pongan todo su esfuerzo en acercarse a los migrantes, saber de sus alegrías, triunfos y fracasos. Unirlos, no dejarlos en la soledad.
De esa forma jamás se sentirán abandonados.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Antebi cué y las Organizaciones Campesinas

Frente a los hechos de ventas de derecheras en las ex tierras de Antebi la ciudadanía se plantea varias preguntas.
¿Por qué las Organizaciones campesinas no denunciaron estas “invasiones”? Es evidente que esto debe ser considerado como una invasión. Lo malo es que los propios adjudicados fueron los que “promovieron” esas invasiones. Y allí surgen otras preguntas, como ¿Dónde fueron esos “adjudicados”? ¿A invadir otra propiedad y exigir si expropiación? ¿Quiénes fueron los más beneficiados?
Si el problema era la falta de infraestructura, o ausencia  del Estado, ¿Por qué la Organizaciones Campesinas no hicieron una manifestación popular buscando llamar la atención del Gobierno sobre el tema?
Sin lugar a dudas, en este lío están involucrados todos los estamentos concernientes, es decir Gobierno y organizaciones campesinas. El Gobierno porque no previno infraestructura básica en el nuevo asentamiento. Suponiendo que la venta de derecheras se haya dado por la falta de estas infraestructuras.
La justicia debe actuar de oficio y recuperar esas tierras sin más trámites. Los que compraron sabían que estaban actuando al margen de la ley, por lo tanto no amerita demasiado protocolo para que sean despojados de esos bienes, que de hecho pueden ser considerados como mal habidos.
Las Organizaciones Campesinas lamentan de que no sean “escuchados” en sus reclamos, pero la ciudadanía también se pregunta por qué ellos no denuncian las miles de irregularidades que adolecen algunas colonias campesinas. Como la utilización de las tierras rurales para el cultivo de marihuana; el uso indiscriminado de agro químicos; las persecuciones a los campesinos por parte de productores sojeros a los fines de presionarlos a vender; el cierre de escuelas causados por el éxodo masivo de colonos, etc., etc.

sábado, 3 de septiembre de 2011

La ciudadanía responsable


Es increíble como las cosas se confunden cuando se las mira de “reojo” y no con detenimiento, como debiera ser.  
La gente toma el periódico y mira las páginas deportivas, no mira las páginas políticas, no porque no le interese, sino porque sabe que los medios de comunicación esconden demasiadas cosas. No es que mientan, apenas esconden, lo que equivale a lo mismo, considerando que: No hay peor mentira que una verdad dicha a medias. Además la gente ya tiene en mente la famosa frase de la dictadura: Es mejor no meterme, total no la voy a remediar. En las radios son más famosos los “animadores de fiestas” (con un vocabulario digno del peor analfabeto) que los que se “están plagueando” (en vez de plaguearse deberían ir a trabajar).
Cuando “pertenecemos” a un país debemos ser conscientes de sus prioridades y hacer que estas prioridades sean también las nuestras, como ciudadanos.
Ningún país vive sin recaudar, los impuestos son necesarios para la puesta en marcha de un sistema social (educación, salud, seguridad, niños y tercera edad). No nos gusta pagar impuestos “para que los haraganes se aprovechen”, este concepto del impuesto la tenemos simplemente porque miramos “de reojo” los beneficios del cumplimiento de nuestras obligaciones. Solo miramos de frente nuestros derechos, ésas sí las exigimos con vehemencia, y alabamos su puesta en vigencia, mientras que para el cumplimiento de nuestros deberes y obligaciones cívicas ponemos todo tipo de trabas y críticas posibles.
Pertenecer a un país significa mirar de frente nuestra ciudadanía con todo lo que ello implica. Significa cumplir con nuestra ciudadanía en su plenitud, hacernos responsables de cada uno de nuestros actos y asumir nuestra responsabilidad cívica.

El arte de volar unidos

 Por  El Correo del Sol  0 comentarios La actitud personal tiene una gran repercusión en el grupo, por eso, para cons...