Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

sábado, 13 de febrero de 2010

Lectura comparativa

Una de las maneras por la que pude ampliar mi visión de las cosas, en el ámbito político, fue la lectura comparativa. En este menester el internet jugó un papel preponderante, ya que me proporcionó la posibilidad de buscar otras fuentes de información, como los blogs y los websites, sobre los temas que siempre me parecieron controvertidos, o al menos pocos claros.
La lectura comparativa, nos conduce a ver mejor el texto y el contexto de los hechos, sean históricos o presentes y comprender la razón por la que algunas cosas nunca han podido cambiar a lo largo de la historia de un país.
Un ciudadano que no hace lectura comparativa no puede tener una opinión equilibrada de las cosas, además debe ser abierto y tolerante de modo que pueda saber más de las cosas, si nos cerramos en nuestra opinión, sin tener alguna razón real, basada en referencias, sean bibliográficas o informativas comparadas, no podemos aprender mejor de nada.
Uno de los ejemplos más vivos de lo que aquí afirmo es la historia paraguaya, hecha a la medida de una dictadura militar que se implantó desde la post triple alianza, si bien la primera tuvo un buen inicio con un buen objetivo, sus formas de actuar no fueron las más correctas como quisieron hacernos creer a lo largo de nuestros estudios los “compiladores” de la historia paraguaya, como Luis G. Benítez y otros. Muchos de nosotros nos hemos tragado enterita la historia creada y no tenemos idea de la “otra historia” paraguaya, escritas por autores paraguayos y extranjeros, que han recogido memorias que han sido ignorados por los que se decían “historiadores” y cuyos libros, lastimosamente han sido utilizados, sistemáticamente, en el sistema educativo del país, todo para crear un pueblo sumiso al sistema político implantado.
Hay que decir con justicia que nuestro conocimiento de las cosas no cambiará el rumbo de las mismas, a menos que nos embarquemos en “multiplicar” la cantidad de gentes que hagan la lectura comparativa y nos unamos en pro de cambiar la situación.
La lectura comparativa nos llevará a dejar de condenar ciertas ideologías políticas y ver a los “héroes inventados” como lo que son realmente.
Con la lectura comparativa entenderemos porque Paraguay no es noticia en los periódicos del mundo y sí lo es el África, por ejemplo.
Vamos a probar la lectura comparativa y veremos la diferencia en la formación de nuestra opinión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente sr enrique galeano! veo en ud mucha progresion profesional y gran capacidad de vision de la actualidad mundial. que siga siempre asi!

Anónimo dijo...

esta bien pero no especifica un ejemplo de lectura comparativa en especifico

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...