Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

jueves, 18 de febrero de 2010

Basta de etiquetas

Que no nos gusta leer, que nos encanta hacer las cosas “así nomás” (vai vaínte), que no sabemos “elegir” solo votamos, que somos solidarios pero no somos unidos, son secuelas de una dictadura que durante décadas nos enseñó a ser indiferentes a los problemas políticos del país, porque “nunca los vamos a solucionar”, nos dividió en mil “partes” para que “ellos se fortalezcan” y sigan usufructuando de las riquezas del país a su antojo, en detrimento de los millones de compatriotas que tuvieron que “migrar” en busca “de mejores horizontes”.

Hablando de “divisiones, me encantaría hablar aquí de una de las divisiones más odiosas en la que nos sumergieron, no solo la dictadura sino también la Iglesia Católica, y dejaron en nosotros, y nosotros en nuestros hijos, la secuela de la “doble moral”.

“No te juntes con ese porque es P…”, “No tiene vergüenza, tan joven y es p…” o peor aún, aunque hay menos, las llamadas “marimachos” a quien, si se llamaba Julia le decían “Julia Macho” y con eso ya quedaba marcado o marcada para siempre.

Algunos dicen que en Paraguay somos los más tolerantes en relación a este tema, sin embargo, según el propio presidente de la organización que aglutina a los homosexuales, hombres y mujeres, es todo lo contrario, aún hay mucha discriminación en lo social y lo laboral, para peor a algunos se les tiene verdadero pavor porque “pueden ser portadores del VIH”, en fin excusas no les faltan a los que les gusta “etiquetar a sus semejantes”

Esa etiquetación conduce a dos consecuencias graves: la primera es que el etiquetado reacciona conforme a su “carácter” es decir el violento reacciona con violencia porque no tiene argumento para defender el porqué de su falencia (pobreza, ignorancia, analfabetismo, enfermedad genética o adquirida, tendencia sexual o política, etc.), ya el pacato se sumerge en su ostracismo y no se “mezcla” porque está convencido de “su ser diferente”.

Los propios defensores de los homosexuales califican a sus defendidos por “su opción sexual” lo cual, a mi modesto modo de entender está equivocado, porque el homosexualismo no es una “opción” y sí una “tendencia”, nadie ELIGE ser homosexual, se vuelve homosexual natural y gradualmente. Este punto es importante para poder entender al homosexual y no condenarlo, no es una cuestión de “calificar su sexualidad” es una cuestión de entenderlo y aceptarlo, antes que nada como un ser humano.


No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...