Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

lunes, 24 de noviembre de 2008

La marihuana, la mafia y los “Campesinos sin tierras”

Foto: Dinero y armas incautadas en una sola intervencion y de la mano de un solo traficante en Colombia (caso Chupeta)

No soy ningún experto en hacer análisis de publicaciones periodísticas, pero de una cosa puedo estar seguro: las grandes hectáreas de cultivos de la droga mencionada no está demasiado lejos de la realidad.

Aquí podemos deducir lo siguiente: estas dimensiones de tierra cultivadas no están ajenos a los ojos de los líderes campesinos ni de la población, además del evidente estado de terror que la mafia ejerce sobre la gente común para que no delaten, debemos agregar el chantaje económico que la misma impone sobre la gente humilde. La excusa es siempre la misma: “es nuestra fuente de ingresos y necesitamos dar de comer a nuestra familia”. Siguiendo esta línea de pensamiento, podemos decir también “seguiré robando mientras no tenga “otra” fuente de ingreso”.

Otra pregunta que se debe hacer es ¿Cómo es que no se puede determinar el origen de las riquezas de algunas personas?, con la complicidad de funcionarios del Estado en algunas dependencias claves se realizan los lavados de dinero provenientes de este rubro, anexándolos a rubros legales como la ganadería y la triangulación de la productos agrícolas. La pobreza de los pequeños propietarios de tierras y la ausencia del Estado en las zonas rurales son el mejor caldo de cultivo de estos nuevos millonarios a costa de la pobreza de la población común; para ellos es fundamental que la gente esté mal informada y continúen siendo pobres, de otro modo no tendrían mano de obra barata, ni una población sumisa y callada, que no denuncia los desmanes y los crímenes de éstos mafiosos.

Para seguir manteniendo estos sistemas de opresión, los parlamentarios deben seguir haciendo grandes discursos, defendiendo sus intereses; para seguir apareciendo como los benefactores de sus humildes conciudadanos deben seguir recibiendo dinero de la mafia para “donarlos” a humildes campesinos que acuden a ellos en busca de una ayuda para “operarse de apendicitis” o ganar una beca, o, lo que es más doloroso aun, pedir “limosna” para comer. Los parlamentarios deben recibir fondos de la mafia, para “comprar influencias” en la justicia o en el aparato represivo; los policías ganan poco, (asi como los funcionarios de la SEAM, que por coimas permiten la deforestación indiscriminada; los de aduanas que permiten el contrabando) hay que incentivarlos a hacer la vista gorda coimeándolos, permitiéndoles que se puedan “comprar un auto” robado y moviendo influencias para blanquear esos vehículos, fortaleciendo asi la industria de la violencia y el crimen organizado. Algunos miembros de la prensa no escapan a esta premisa, como ganan poco, tiene familia y les gusta llevar una vida holgada prefieren someterse y callar los hechos, los peores maquillan las verdades, mostrando a los mafiosos como benefactores reales, sin cuya ayuda la población se vería en apuros. Bajo ese pretexto callan crímenes horrendos y al no denunciarlos quedan impunes y en el olvido.

Comunismos y Dictaduras


Que nadie entienda este texto como defensa o condena a la doctrina comunista, puedo estar equivocado, pero que de hecho no existe una política comunista real o completa en el mundo, es una verdad insoslayable, excepto parcialmente en algunos países con gobiernos dictatoriales, donde el Estado centra todos los controles, como la tierra, las riquezas y la producción.

Estaba leyendo algunas historias muy recientes de Castro, por ejemplo, y vi que este Señor no es más que un gran mentiroso, conste que hay cosas que admiro en este hombre. Cuando hizo su discurso, aquel histórico 26 de Julio, dijo que liberaría al pueblo de Cuba de una Dictadura, de hecho lo hizo, pero solo para ponerlo bajo la suya. Dijo que ya no permitiría que el pueblo Cubano se humillara, él los sigue humillando, con leyes arbitrarias, haciéndose llamar “Comandante” hasta por la población civil, en un tiempo en que ya se acabo la revolución, donde ya no existe razón de ser de la existencia de una figura de “comandante” sino dentro de las esferas castrenses. Nosotros los paraguayos (civiles, absolutamente extraños al ámbito castrense) seguimos sufriendo las consecuencias de llamarle “Mi General” a Stroessner y a cualquier generalito de cuarta, venido a menos. Cierto es que Cuba tiene el más bajo nivel de analfabetismo en América y uno de los mejores programas de Salud del continente. Pero por otro lado, tiene el más alto índice de presos políticos y ejerce la mas criminal censura a la libertad de prensa, incluso más diabólico que en el Tíbet y la China. Venezuela está en el mismo camino, de seguir cerrando medios independientes y abrir otros que se “adecuen” a la política de Chávez sin chistar.

Para mi modesto entender el Socialismo es una política que se debe construir basado en la fraternidad y el dialogo equilibrado de todas las corrientes políticas del mundo cada una de ellas ejercidas en los países donde se encuentren vigentes y en el poder, haciendo con que la cooperación económica, social y política (en ese orden de prioridades) se fortalezca y redunde en beneficio de todos.

Asi como no estoy de acuerdo con el “supuesto comunismo” que estrangula y viola los derechos humanos fundamentales como la de la libertad de expresión, sin la cual no se puede construir una sociedad civilizada y un gobierno transparente; tampoco estoy de acuerdo con los gobiernos capitalistas que “bloquean” ayudas a países que no se alinean a sus ideas, e impidiendo que otros países lo hagan, bajo el chantaje de que también podrían sufrir las consecuencias del bloqueo. No estoy de acuerdo con la política Capitalista – Neo liberal que hace salvatajes a bancos, utilizando dinero del pueblo, producto de altísimos impuestos, (impuestos que impiden la creación de fuentes de trabajo, que, por ende, a su vez lleva a la sub ocupación y la desocupación; verdaderos caldos de cultivos de la violencia urbana) olvidando o abandonando prioridades sociales; fortaleciendo “industrias” (como la usura) que empobrecen aún más a los, ya de por sí, países pobres en vías de desarrollo, acogotándolos con préstamos con altísimos e impagables intereses.

Por eso digo: no creamos en todas las propagandas políticas que leemos y vemos. Aprendamos a leer entre líneas y pegar nuestro grito al cielo cuando nos resulte obvio y necesario.

Ademas "Comunismo" no es lo mismo que "Socialismo" aunque tengan ciertas afinidades

sábado, 22 de noviembre de 2008

FUERA BRASIL!!


Por: Marzha Navarro

Como ciudadana paraguaya, vengo educadamente exigir al Brasil que aprenda a respetarnos.

Aquí todavía se recuerda la Guerra de la Triple Alianza liderada por Brasil.

Las consecuencias de la operación Cóndor también liderada por Brasil, son fuertes y están todavía a flor de piel.

Sabemos ya del desequilibrado Tratado de Itaipu, y aun debemos tolerar amenazas, advertencias, difamaciones, amedrentamientos y como si no bastara ya nos invaden con tanques de guerra, dentro de nuestro territorio?! Que Pasa?

Paren ya, o empezaremos a crear cadenas en Internet alertando al mundo toda la farsa que representa ese país pobre, lleno de ignorantes, con gobiernos que gastan lo que no tienen con propagandas engañosas, mintiendo a Europa y al mundo con su gran desarrollo, y su población idiotizada por la televisión casi monopólica, va siendo parte del show sin darse cuenta.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Preguntas que me hago



Los campesinos reivindican tierras para producir, hurgando en las listas se encontrarán con que varios de estos campesinos ya han sido adjudicados con esas tierras, lo deforestaron, lo vendieron a sojeros y volvieron a formar parte de otra ocupación. Esto lo sabe hasta el niño que va al pre escolar en la colonia Ñurundi’y, incluso hablando en rondas de tereré se podría identificar plenamente a estos “campesinos”, muchos de ellos comerciantes, policías, militares o simples civiles con propiedades en las zonas urbanas de cualquier departamento del País, entre ellos San Pedro lógicamente. Me pregunto ¿Cómo es que el Gobierno no lo sabe?

Somos un País con menos de seis millones de habitantes, la gran mayoría gente humilde, solidaria y conocida entre ellos, es decir la famosa frase de “jajo kuapa ningo” (nos conocemos todos) no es ninguna fantasía; entonces me surge la pregunta: cómo es que hay un supuesto grupo de guerrilleros que “secuestra”, según un ganadero recientemente “secuestrado y liberado” este grupo estaría en condiciones de enfrentarse a un batallón sin problemas (no tengo la menor duda de eso fue un mensaje subliminal para “alguien” específico). Repito, como es que hay un grupo que “aterroriza” sin que los organismos de seguridad puedan hacer algo para frenarlos. Es cierto, hay muchas cosas que reclamar al Estado pero la violencia no es el mejor método, mucho menos el atropello a las propiedades. Por tanto estas modalidades implantadas por los supuestos campesinos guerrilleros no es la más acertada y no debemos alentarlas callándonos si sabemos quiénes son, no se trata de la política del soplón, sino de salvaguardar la seguridad nacional y no alentar el crecimiento de un poder paralelo que mucha sangre ya ha derramado en otras latitudes.

Los industriales y productores se quejan de que el contrabando perjudica la producción interna, la población se queja de que si “atacan” el contrabando el costo de la canasta familiar es muy alto y resulta casi imposible que todos tengan acceso a ciertos productos de la industria nacional. Que el contrabando es ilegal nadie lo puede negar, pero también debemos considerar que nuestra incipiente industria no está capacitada para hacer frente a la demanda interna de muchos productos de primera necesidad, además de ser caros. Esta situación es compleja para quienes nos hemos educado en la costumbre del “amiguismo” y el “vai vai”. Un País que evade impuestos, no puede tener presencia del Estado en las cuestiones más fundamentales de los derechos ciudadanos, como la salud, la educación y la seguridad. ¿Somos tan ignorantes que no entendemos este axioma?

Es este una capitalismo ideal?


La reunión del G20 se ha centrado en buscar la confianza del aspecto financiero en los grandes bancos mundiales, es decir que la crisis “financiera” es más importante que el hambre y la guerra en todo el mundo.

Los gobiernos de los países poderosos han decidido inyectar una gran cantidad de “capital” para salvar al sector, un sector que de hecho no la necesita, un sector que siempre ha jugado el peor papel en la sociedad mundial manejando la especulación como arma para ganar mas y mas a costa del desempleo, la migración, la disgregación de la familia y el hambre en el mundo entero.

Hablan de una administración transparente y vigilada, ¿de quienes? ¿De los bancos o de ellos mismos? Es bien sabido que los grandes capitalistas rechazan cualquier control foráneo y sus informes son escuetos y grandilocuentes, nada sinceros. Son informes basados en “supuestos logros”, en ellas no cuentan los graves problemas que causan sus políticas económicas en países endeudados. Ellos exigen y cobran sus intereses y ya está. Peor aún, sacan informes en la que “califica” a los países deudores como morosos o como buenos cumplidores, considerando como único parámetro el pago en día del capital y los altos intereses de la deuda contraída, en esos informes no se consideran los cortes sociales que tal o cual País tuvo que adoptar para cumplir con ese compromiso, ni siquiera se considera si la deuda cobrada es legal, mucho menos la alta tasa de interés que fue obligado a pagar.

Yo soy partidario absoluto de que estos bancos deben ser intervenidos, cada una de las deudas sometidas a una rigurosa investigación, caso por caso, País por País. Analizar en profundidad a qué tipo de gobierno se le ha concedido esos créditos; a partir de allí podremos hablar de un capitalismo sano y podremos apoyar a estos caníbales modernos del siglo XXI.

Palabras que no deberían existir; Frases que nunca debían ser dichas



Cuando hacia mi programa y venían personas solicitando ayuda para algo o alguien y debía referirse a una mujer que ha tenido hijos sin ser casada, detestaba cuando se refería a ellas como “madres solteras”. Siempre les reprochaba, les decía que una madre no tiene condición civil: es madre y ya está, es el mejor titulo que una mujer puede tener. Además, si le llamamos a una mujer como madre soltera, ¿porque al hombre no se le llama también “padre irresponsable”?, porque de hecho hay madres solteras porque hay “padres irresponsables”. Otro de los graves errores que cometemos en esta sociedad de una moral hipócrita es la de llamar “hijo de puta” al hijo de quien ejerce la profesión más antigua del mundo; el hijo no tiene porqué cargar con el estigma del oficio de la madre, peor aún, siquiera la madre tiene porque ser llamada de esa forma despectiva, en algunos países este “trabajo” es considerado legal e incluso necesario, tiene todos los recursos de seguridad social que les son inherentes, como salud, leyes que las protegen en sus derechos, autoridades policiales que no se burlan de ellas, en fin.

¿A qué viene este comentario?, a que necesitamos urgentemente reprogramar nuestras ideas en relación a la falsa moral; es cierto que la “fornicación” es un pecado, pero quienes somos nosotros para condenar al pecador, hablando “religiosamente”; ahora hablando como simples ciudadanos, desligados de toda y cualquier dirección filosófica – religiosa diremos que cada ciudadano/na es libre de elegir el estilo de vida que lleva y somos libres de relacionarnos con cada uno, una de la manera que nos plazca, lo que debe regir nuestras vidas y nuestros comportamiento deben visar sobre todo el respeto y la armonía.

Lo que quiero es que dejemos de ser hipócritas condenando a los demás en función a su “trabajo” o a su condición civil y comenzar a diseñar un País más solidario, menos discriminante. Somos un País de apenas 5 millones de habitantes, necesitamos más gente sin embargo le criticamos a los que tienen hijos sean uno o diez, en ese tema lo que falta es política social, fuentes de trabajo, escolaridad realmente gratuita; capacitación real y equitativa para todos. Educar, capacitar es lo que hace a un País, esa era la filosofía y pensamiento de Carlos Antonio López y creó un Liceo.

Quiero eliminar algunas letras


Hoy me puse melancólico y amargado; estaba leyendo las noticias, miré y remiré aquellas letras, las mismas letras que formaban cada palabra que definían las informaciones y pensé una cosa que quería hacer: Quería eliminar aquellas letras del alfabeto para que ya no existieran, pero después me vi en un terrible dilema; aquellas mismas letras que yo quería eliminar también definían sentimientos muy buenos y entonces pensé que no podía eliminarlas.

Quise, por ejemplo, eliminar la “A” porque con ella se escribía “Ambición”, ese sentimiento que cuando se vuelve una obsesión lleva al hombre a cometer locuras con tal de conseguir su objetivo; pero luego pensé que con ella también se escribía la palabra “Amor”, ese sentimiento tan hermoso que a veces también nos lleva a la locura, locura de hacer lo que sea con tal de proteger a los seres que amamos. La “C”, porque con ella comienzan las palabras “Crimen”, “Castigo” o “Cárcel”; pero después me vino a la mente que con ella también se escribe la palabra “Cariño”, que es una herramienta del “Amor”; quise eliminar la “D” por ser la inicial de “Diablo”, pero también lo es de la palabra “Dios”, esencia misma del amor; “Dicha”, fruto del amor. No quise que existiera la letra “E”, con ella se escribía la palabra que mas me dolía y que me ha separado de mi familia: “Exilio”, pero con ella se escribe también la palabra que da la fuerza para seguir adelante: “Esperanza”. La “F” adoro, es una letra que me recuerda muchas cosas bellas “Fé”, “Familia” que son la “Fortaleza” del ser humano. La “H” me recuerda “Homicidios”, pero también con ella se escriben “Hombre” “Hogar” “Hijos” el milagro más sublime en poder del ser humano, el milagro de procrear.

Que pena, con todas las letras se escriben palabras buenas pero el hombre se obsesiona por hacer, sentir y poner en práctica todas las otras palabras que solo causan sufrimientos. Buscan la felicidad en el camino fácil y cómodo, todo lo fácil y cómodo es efímero, mientras que el sacrificio le da sabor y valor a la victoria de haber conquistado aquello que soñamos.

Calé tiene razón


Nunca vi un tipo tan caradura como Calé Galaverna, escuché el otro día un reportaje que le hicieron en una emisora capitalina y dijo tantos disparates que, sinceramente, me dio vergüenza ajena.



Pero en el fondo le doy la razón: Calé dijo que Lugo era un inútil. Tiene toda la razón del mundo: solo porque Lugo es un inútil él (Calé) sigue en el parlamento, no solamente él sino toda la camada de cleptomaniacos que se volvieron a empotrar en el parlamento y lograron un fuero para defenderse de un eventual proceso por enriquecimiento ilícito, asociación ilícita para delinquir y otros delitos de lesa humanidad como la provisión de alimentos (merienda escolar) sobre facturados y en mal estado (incluso vencidos) jugando con la salud de los niños al solo efecto de desviar fondos del Estado a sus bolsillos. Este tipo es un caradura de marca mayor, dijo también que Lugo no va arreglar el País ni si se le da mil años de tiempo; también le doy la razón, considerando el bolonqui en el que dejaron el País (los gobiernos seudo colorados), creo que ni “Mandrake” lo conseguiría. Ahora para empeorar Calé Galaverna se une a un sector parlamentario y manipula a los efectos de hacer que Lugo no consiga aprobar proyectos de importancia para el País, en la época en que ellos manejaban estos proyectos, generalmente eran aprobados sobre tablas o, peor aún, siquiera se ponía en conocimiento del parlamento. Cuatro o cinco opositores se plagueaban, pero se acababa allí la cosa, porque estaba la “aplanadora colorada” para acallarlos.

Sigue faltándonos moral e indignación

jueves, 13 de noviembre de 2008

Los campesinos tienen razon



-No vamos a permitir que extranjeros tomen nuestras tierras, ilegalmente, con prepotencia, con dinero y apoyo de políticos…



Es uno de los gritos campesinos.

Por eso se instalan enfrente de las propiedades, ingresan, a veces, salen, luego, son sacados, luego entran de nuevo, mientras la bandera paraguaya flamea alto por algún yvyrapuku.

Los campesinos tienen razón…

-Estos terratenientes tienen tierras del Estado; hay tierras mal habidas, hay tierras fiscales en sus propiedades, y estas fincas nos pertenecen… Por eso entramos a recuperar la tierra.

-No! Los campesinos invaden nuestras tierras, crean violencia, por favor que vengan los militares, que el Gobierno ponga mano dura, dicen los “productores”, y también algunos sectores ciudadanos. Pero, con una primera revisión, sin profundizar la investigación, el INDERT recupera cerca de 500 hectáreas. Había sido algunos se hacían de los “letrados” amparándose en el gremio de los productores. Entonces, los campesinos tienen razón.
Los campesinos tienen razón…

-Fumigan nuestras casas, nuestras chacras, nuestros niños, nuestras escuelas, destruyen nuestras aguas, por eso actuamos impidiendo que trabajen. Por eso entramos en esta propiedad a hacer justicia, por eso estamos en la calle, levantados…

De 70 fincas supervisadas por la SEAM, 23 de ellas serán pasadas a la Fiscalía para una investigación fiscal porque hay serios indicios de incumplimiento de las leyes ambientales. 23, los primeros 23.

Una Comitiva de la SEAM y otras instituciones con varias letras y siglas, y la fiscalía ambiental ingresaron a intervenir algunas fincas y encontraron que el girasol, la soja y otras cosas se cultivan hasta la mitad de los caminos, hasta donde empiezan las aguas de los arroyos, hasta en los techos de las casas, en las aulas de las escuelas y en los útiles de los niños y las niñas campesinas… Que nunca tuvieron licencia ambiental, que sus licencias vencieron en el 2004, el 2006, etc. Lástima que los girasoles y las sojas tuvieron que pagar con sus vidas por la irresponsabilidad de estos productores. Con las mismas máquinas las autoridades tuvieron que despejar de cultivos los 100 metros de cada lado de los arroyos, los 50 metros de los caminos, los 100 de las viviendas, los tantos metros de seguridad… ah! Y estos “productores” pelaron los bosques, no dejaron el 25% de bosques que exige la ley… Entonces, los campesinos tienen razón.

Los campesinos tienen razón…

-Las autoridades entraron en dos fincas del Tranquilo Favero, el siempre Tranquilo Favero… no tenían licencia ambiental, violaron todas las leyes ambientales y del Código Sanitario; cultiva la soja hasta en el takuru del medio del arroyo y sobre estas “nobles acciones” del Tranquilo, con frecuencia, sermonea, ¡que se cumpla la ley! ¡Que las autoridades saquen a los campesinos! …Los campesinos tienen razón…
Los campesinos tienen razón…

-El Ministro de Obras Públicas denuncia que varias obras viales se hacían con sobrefacturación y que las licitaciones siempre ganaban los mismos amigos… Y las comunidades seguían sin camino. Estas empresas y autoridades robaban la esperanza y la posibilidad de una mejor vida a la gente. Entonces, los campesinos tienen razón.

Los campesinos tienen razón…


-¡Todos tenemos derecho a tener tierra y producir! Y porque el Estado los ha abandonado, los campesinos salen a las calles, andan como vagabundos en busca de ese espacio natural donde poner los pies, donde enterrar el horcón para levantar una casa… Las autoridades deben hacer cumplir la ley, debe aplicar la ley, a todos, gritamos todos, los de la ciudad, los de los medios de comunicación, los de las universidades, los de las… Y son los campesinos los que están haciendo el esfuerzo de ajustarse y hacer que la gente, toda, se ajuste a unas leyes que son aplicadas a los débiles e ignoradas ante unos tractores. Entonces, los campesinos tienen razón.

No podemos pedir el cumplimiento de la ley a quienes han vivido fuera, olvidados, tirados, por la ley misma, por el Estado. Más, en cambio debemos alentar este gran esfuerzo que hacen los campesinos por ingresar al mundo de la ley, con fuerza, ya que la ley los olvidó siempre. Los campesinos tienen razón. El derecho los predestinó a ser parias, hoy ellos, con coraje, y aún a costa de perder sus vidas, ellos marchan hacia su dignificación y acogerse a los beneficios del universo legal y una verdadera y profunda reforma agraria.

martes, 4 de noviembre de 2008

No me metan la mula



Aquí en Europa me enseñaron a ser un poco más “objetivo” menos subjetivo, ver las cosas más allá de mis propios intereses y pasiones humanas. Así las cosas no entiendo como la prensa paraguaya, al menos uno de sus miembros, trata de mostrar una media verdad que busca “blanquear” a otros.

El caso “Tranquilo Favero” busca mostrarnos el afán y la tenacidad de los extranjeros que vinieron al País y encontraron tierras ricas e “improductivas” y que “ellos gracias a su tenacidad y empeño la hicieron crecer”, debo admitir que en gran parte lo que dice el artículo es verdad. Pero aquí hay una mentira oculta, no dice que gracias a la vista gorda de las autoridades, tanto judiciales, medioambientales y sanitarias, ellos pudieron crecer vertiginosamente, produciendo y haciéndose millonario (no soy contra de que alguien se haga millonario, pero no a costa de la desgracia de la gente pobre e ignorante de sus derechos)

ABC me quiere convencer de cualquier forma que “los brasiguayos” como Favero tienen los mismos derechos que los Paraguayos, cosa que no pongo en duda, pero no dice que también está sujeto a obligaciones de obediencia a las leyes de las instancias antes mencionadas (Salud, medioambiente y jurídicas), en ese tren todo les favorece a ellos, un sistema que no funciona, un Estado ausente en las colonias de campesinos pobres, instancias de fiscalización pobres sin medios para cumplir sus obligaciones, con funcionarios que ganan poco y con carga horaria de trabajo que los vuelve vulnerables a coimas y sobornos, dispuestos a hacer la vista gorda. Resultado de esta ensalada de razonamientos es que los “agro exportadores” tienen todo el poder para infringir las leyes antes aludidas. Con la utilización de los agro tóxicos de uso controlado sin el debido control cometen delitos ecológicos humanitarios graves, causan daños a la salud, en sitios donde la salud pública no está equipada para luchar contra el mal, lo cual induce al campesino a vender sus tierras para solventar los gastos de salud de su familia y de él mismo, con lo cual queda sin su hábitat y su medio de sustento; quien se queda con las tierras que le pertenecieron a estos campesinos que tuvieron que huir de la peste provocada por los “sojeros”?, los mismos sojeros propietarios colindantes a través de terceras personas que luego “se las venden definitivamente” a los vecinos, así de simple funciona la cosa.

ABC no me cuenta que fueron los brasiguayos los primeros a expulsar a los paraguayos de sus tierras para ir agrandando sus campos de cultivos, fragmentar las propiedades en supuestas “Sociedades Anónimas” no es más que una artimaña para “legalizar lo ilegal” que es tener más de la cantidad de tierra en poder de un ciudadano, además hay que cuestionarse ¿Cuánto de las tierras de Favero y otros “Brasiguayos” no estarán en forma irregular? Es decir tierras del Indert al cual estos brasiguayos no tienen derecho, cantidad de la tierra permitida para cada persona, esto sin contar la franja de frontera que por ley está prohibida la tenencia de estas propiedades en manos de extranjeros, sin embargo la tienen y campantemente.

ABC me grita en la cara la estadística de que gracias a éstos abnegados colonos el Paraguay es considerado quinto en el mundo en la producción de soja, incluso producimos más que EE.UU., Canadá y Brasil, lo que ABC no me dice es que eso es gracias a la liberación del uso del agro tóxico, la deforestación masiva y el empobrecimiento progresivo de la tierra, sin contar con el deterioro de la salud de los campesinos trabajadores en estos cultivos, que no están munidos de los mínimos elementos de seguridad.

De todos modos gracias ABC por insultar mi inteligencia, gracias a ello pude ver cosas que no veía antes.

Basta de Xenofobia


Usar la xenofobia para reivindicar un derecho no creo que sea lo más adecuado. Pero ese recurso también me está dando la visión de que los reclamantes no son gentes con buenas intenciones.

La lucha por la tierra no pasa por la xenofobia sino por la ley, los derechos y LAS OBLIGACIONES, no está demás recordar que derechos también implican obligaciones. La lucha por la tierra implica proyectos a corto, mediano y largo plazos, no podemos pedir tierras sin saber qué hacer con ellas, además si nos dan las tierras, debemos preguntarnos si estamos preparados para enfrentar con solidaridad y trabajos la falta de infraestructuras. O será que después que conseguimos la tierra volveremos a manifestarnos, a invadir y a destruir para reivindicar las infraestructuras que hagan falta.

Si hoy estoy en una gran metrópolis, antes he vivido en medio de estos conflictos y los sujetos del conflicto, es decir los campesinos, conozco por lo menos una gran parte de la problemática campesina, así como conozco las violaciones a la ley de parte de algunos de estos brasiguayos agro ganaderos. No estoy de acuerdo con la xenofobia de algunos seudo dirigentes campesinos, los brasiguayos tienen derechos adquiridos y obligaciones no asumidas y es aquí donde debemos tocar la tecla; hacer que estos brasiguayos, y todos los demás, cumplan con sus obligaciones, tampoco la pavada de creer que solo los extranjeros no cumplen con la ley, los paraguayos, la gran mayoría, tampoco la cumplen.

Demás está decir que todos los seudo campesinos que han violado las leyes deben ser procesados e investigados para determinar si ya han sido beneficiados con propiedades rurales o poseen propiedades donde quiera que sea, solo así se podrá poner en marcha una reforma agraria justa.

No hay duda de que estos seudo campesinos están siendo manipulados por alguna mano negra de algún grupo político, u otro sector, interesado en agitar el ambiente. Me preguntaran en que me baso para hacer esta temeraria acusación.

Antes de ayer declararon que tantos los brasiguayos con o sin propiedades deben ser expulsados del País, luego ya declaran una movilización, “porque el gobierno está tardando en dar respuestas para expulsar a los brasiguayos”. Lo peor de todo es que la xenofobia de estos seudo campesinos sobrepasa largamente la línea de la racionalidad

Y parece que quieren incluso expulsar a los descendientes de japoneses que han nacido en el País, no solamente ellos sino también sus padres. Esto está pareciendo mas al circo romano o a la santa inquisición: El solo hecho de ser: “……..” ya es motivo para que se los expulse.

Esto requiere una exhaustiva investigación.

Basta de conformismo


En varios pasajes de mis escritos he manifestado la necesidad de indignarnos, de aprender a elegir, no mas votar para legitimar la oligarquía – plutocrática – cleptomaniaca que durante tanto tiempo se ha apoderado de nuestro País y cuyos desmanes aun se siguen descubriendo en las investigaciones. Debemos ser más criteriosos y menos conformistas en nuestras evaluaciones para aceptar situaciones y hechos graves en el ámbito político.

Gracias a esa postura conformista, han nacido, crecido y se han multiplicado en varias regiones del País pequeños dictadores que en tiempos no muy lejanos no eran sino igual que nosotros, gente que chupaba tereré junto a nosotros, con yerba colaborada, a veces hasta con agua sin hielo, así de pobre eran, sin embargo, una vez que “nosotros” su mismo círculo de amigos le hemos sentado en la silla del poder nos han vuelto la cara, ya no nos conoce, ya no quiere escuchar nuestros consejos o quejas. Ahora ya no nos saluda como antes, con aquel apretón de manos, sincero y alegre a pesar de las penurias, ahora abana la mano, hoy llena de joyas, desde el interior de su vehículo de vidrios nada claros, tiene miedo que le pidamos o le robemos las joyas que luce.

Todos los días leemos que está robando, que es prepotente, que manipula la justicia, nos insulta inclusive, insulta nuestra inteligencia con reportajes radiales rimbombantes, que sobre todo busca mostrarnos a aquel viejo amigo que antes habíamos tenido y que en la verdad ya no existe. Solo existe en el discurso y en el reportaje que él mismo da. Como nuestro amigo (en realidad ex amigo) es poco conocido, también tiene que “pagarle” a alguien para que “le haga el reportaje”, claro que como es el que paga, también tiene derecho a redactar las preguntas que quiere que se le haga.

Sabemos que nuestro ex amigo es ladrón, pero nos callamos, aquella perimida frase de “Cada pueblo tiene la autoridad que se merece” parece tullirnos, nos conforma aunque no nos consuela; tragamos el sapo. Lo peor es que sabemos que es lo peor que hay en materia humana, pero, como es poderoso ahora, le hacemos hurra, le votamos y le volvemos a sentar en la misma silla desde donde seguirá insultándonos, seguirá robando y nosotros no nos indignaremos. No le denunciaremos, no le escracharemos. Nada de eso, es nuestro correligionario. A lo mejor ni eso es, pero resulta que una vez para conseguir nuestro voto le dio a nuestro sobrino un cargo en una institución estatal y gana muy bien, además ni siquiera va a trabajar, solo se va para cobrar, eso le da tiempo para trabajar en otro lugar y ganar más, entonces hay que defender el “salario”.

No olvidemos que el conformismo es un asesino silencioso, pues mata nuestra capacidad de pensar y razonar.

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...