Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

martes, 4 de noviembre de 2008

Basta de conformismo


En varios pasajes de mis escritos he manifestado la necesidad de indignarnos, de aprender a elegir, no mas votar para legitimar la oligarquía – plutocrática – cleptomaniaca que durante tanto tiempo se ha apoderado de nuestro País y cuyos desmanes aun se siguen descubriendo en las investigaciones. Debemos ser más criteriosos y menos conformistas en nuestras evaluaciones para aceptar situaciones y hechos graves en el ámbito político.

Gracias a esa postura conformista, han nacido, crecido y se han multiplicado en varias regiones del País pequeños dictadores que en tiempos no muy lejanos no eran sino igual que nosotros, gente que chupaba tereré junto a nosotros, con yerba colaborada, a veces hasta con agua sin hielo, así de pobre eran, sin embargo, una vez que “nosotros” su mismo círculo de amigos le hemos sentado en la silla del poder nos han vuelto la cara, ya no nos conoce, ya no quiere escuchar nuestros consejos o quejas. Ahora ya no nos saluda como antes, con aquel apretón de manos, sincero y alegre a pesar de las penurias, ahora abana la mano, hoy llena de joyas, desde el interior de su vehículo de vidrios nada claros, tiene miedo que le pidamos o le robemos las joyas que luce.

Todos los días leemos que está robando, que es prepotente, que manipula la justicia, nos insulta inclusive, insulta nuestra inteligencia con reportajes radiales rimbombantes, que sobre todo busca mostrarnos a aquel viejo amigo que antes habíamos tenido y que en la verdad ya no existe. Solo existe en el discurso y en el reportaje que él mismo da. Como nuestro amigo (en realidad ex amigo) es poco conocido, también tiene que “pagarle” a alguien para que “le haga el reportaje”, claro que como es el que paga, también tiene derecho a redactar las preguntas que quiere que se le haga.

Sabemos que nuestro ex amigo es ladrón, pero nos callamos, aquella perimida frase de “Cada pueblo tiene la autoridad que se merece” parece tullirnos, nos conforma aunque no nos consuela; tragamos el sapo. Lo peor es que sabemos que es lo peor que hay en materia humana, pero, como es poderoso ahora, le hacemos hurra, le votamos y le volvemos a sentar en la misma silla desde donde seguirá insultándonos, seguirá robando y nosotros no nos indignaremos. No le denunciaremos, no le escracharemos. Nada de eso, es nuestro correligionario. A lo mejor ni eso es, pero resulta que una vez para conseguir nuestro voto le dio a nuestro sobrino un cargo en una institución estatal y gana muy bien, además ni siquiera va a trabajar, solo se va para cobrar, eso le da tiempo para trabajar en otro lugar y ganar más, entonces hay que defender el “salario”.

No olvidemos que el conformismo es un asesino silencioso, pues mata nuestra capacidad de pensar y razonar.

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...