Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

martes, 4 de noviembre de 2008

No me metan la mula



Aquí en Europa me enseñaron a ser un poco más “objetivo” menos subjetivo, ver las cosas más allá de mis propios intereses y pasiones humanas. Así las cosas no entiendo como la prensa paraguaya, al menos uno de sus miembros, trata de mostrar una media verdad que busca “blanquear” a otros.

El caso “Tranquilo Favero” busca mostrarnos el afán y la tenacidad de los extranjeros que vinieron al País y encontraron tierras ricas e “improductivas” y que “ellos gracias a su tenacidad y empeño la hicieron crecer”, debo admitir que en gran parte lo que dice el artículo es verdad. Pero aquí hay una mentira oculta, no dice que gracias a la vista gorda de las autoridades, tanto judiciales, medioambientales y sanitarias, ellos pudieron crecer vertiginosamente, produciendo y haciéndose millonario (no soy contra de que alguien se haga millonario, pero no a costa de la desgracia de la gente pobre e ignorante de sus derechos)

ABC me quiere convencer de cualquier forma que “los brasiguayos” como Favero tienen los mismos derechos que los Paraguayos, cosa que no pongo en duda, pero no dice que también está sujeto a obligaciones de obediencia a las leyes de las instancias antes mencionadas (Salud, medioambiente y jurídicas), en ese tren todo les favorece a ellos, un sistema que no funciona, un Estado ausente en las colonias de campesinos pobres, instancias de fiscalización pobres sin medios para cumplir sus obligaciones, con funcionarios que ganan poco y con carga horaria de trabajo que los vuelve vulnerables a coimas y sobornos, dispuestos a hacer la vista gorda. Resultado de esta ensalada de razonamientos es que los “agro exportadores” tienen todo el poder para infringir las leyes antes aludidas. Con la utilización de los agro tóxicos de uso controlado sin el debido control cometen delitos ecológicos humanitarios graves, causan daños a la salud, en sitios donde la salud pública no está equipada para luchar contra el mal, lo cual induce al campesino a vender sus tierras para solventar los gastos de salud de su familia y de él mismo, con lo cual queda sin su hábitat y su medio de sustento; quien se queda con las tierras que le pertenecieron a estos campesinos que tuvieron que huir de la peste provocada por los “sojeros”?, los mismos sojeros propietarios colindantes a través de terceras personas que luego “se las venden definitivamente” a los vecinos, así de simple funciona la cosa.

ABC no me cuenta que fueron los brasiguayos los primeros a expulsar a los paraguayos de sus tierras para ir agrandando sus campos de cultivos, fragmentar las propiedades en supuestas “Sociedades Anónimas” no es más que una artimaña para “legalizar lo ilegal” que es tener más de la cantidad de tierra en poder de un ciudadano, además hay que cuestionarse ¿Cuánto de las tierras de Favero y otros “Brasiguayos” no estarán en forma irregular? Es decir tierras del Indert al cual estos brasiguayos no tienen derecho, cantidad de la tierra permitida para cada persona, esto sin contar la franja de frontera que por ley está prohibida la tenencia de estas propiedades en manos de extranjeros, sin embargo la tienen y campantemente.

ABC me grita en la cara la estadística de que gracias a éstos abnegados colonos el Paraguay es considerado quinto en el mundo en la producción de soja, incluso producimos más que EE.UU., Canadá y Brasil, lo que ABC no me dice es que eso es gracias a la liberación del uso del agro tóxico, la deforestación masiva y el empobrecimiento progresivo de la tierra, sin contar con el deterioro de la salud de los campesinos trabajadores en estos cultivos, que no están munidos de los mínimos elementos de seguridad.

De todos modos gracias ABC por insultar mi inteligencia, gracias a ello pude ver cosas que no veía antes.

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...