Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

lunes, 30 de agosto de 2010

La reforma agraria y el parlamento

El parlamento nacional, compuesto en su gran mayoría por “caudillos” más que políticos, nunca se detuvo a pensar en la situación de la tierra y los campesinos en el Paraguay.

Lastimosamente nuestros parlamentarios están más preocupados en cuoteo político de poder antes de que en el interés nacional. Fíjense que ni siquiera me atrevo a pronunciar la palabra “PATRIA” porque esa es una palabra cuyo significado y valor ninguno de ellos conocen.

La reforma agraria es una urgente necesidad nacional, por motivos socio - económicos fundamentales que hace décadas vine impidiendo el buen desarrollo del país.

La falta de la reforma agraria seria, responsable y sustentable está causando el desarraigo de la tierra, la disgregación familiar y el aumento acelerado de crecimiento de las franjas de pobreza de las principales zonas urbanas del país y la fuga de mano de obra productiva.

Por más que la “macroeconomía” muestre cifras esperanzadoras, la microeconomía muestra todo lo contrario. No sirve un país con “macroeconomía” elevada si sus habitantes están migrando a otros lares en busca “de un mejor porvenir”.

La ganadería es muy buena e interesante, pero necesita ser fiscalizada en todo su conjunto, si el personal está bien pagado, si cuenta con los beneficios sociales que le corresponden por ley y si las condiciones de trabajo están acordes a las exigencias patronales. Por otro lado también debe ser controlado y regulado las inversiones de capital. La gran mayoría de los ganaderos, principalmente extranjeros, nunca “invierten en el país” las ganancias alimentan el mercado de su país de origen, dejando en Paraguay apenas “lo estrictamente necesario”, es decir el salario de los peones, que es una miseria dicho sea de paso, y algún que otro “gasto urgente e irremediable” lo que significa una cifra miserable, en comparación con la fuga de divisas y producto que ellos realizan. Fuga de divisas porque el dinero que ganan, gracias a incentivos fiscales del Paraguay, van a bancos de otro país que alimenta el mercado financiero especulativo, con ello también se produce el blanqueo de capital, pues si tiene una “fuente de ingresos en Paraguay” cuando ingresa el dinero en el banco, de su país, solo debe declararlo como tal, justificando apenas la “existencia del establecimiento ganadero” en el otro país. No se requiere justificativo o documentos respaldatorios de pagos de impuestos, salarios ni seguros sociales, esas son cosas del otro país, problemas del otro país, al banco al cual es depositado el dinero solo le interesa “su mercadería” o sea el dinero.

Por eso la narco ganadería ha progresado en el país.

El único remedio para ese mal es la reforma agraria, aplicada en serio y con todos los elementos inherentes. Vale decir, tierra, caminos, escuelas, centros de salud y estructura técnico científica para el buen manejo de la tierra. Tierras con campesinos bien preparados para explotarlos con equilibrio y respeto, programa de crédito rural productivo con reglas claras, direccionadas y entregadas a sus verdaderos beneficiarios, sin ningún tipo de privilegios políticos o sociales. LA TIERRA PARA EL QUE LA TRABAJE EN SERIO.

Casi me olvidaba de un elemento fundamental: un sistema impositivo duro y justo, equitativo y acorde. Es decir que el que tiene que pagar impuesto QUE LO PAGUE y el que deba ser insento que lo sea bajo estrictas condiciones.

domingo, 29 de agosto de 2010

EL TURU... Alguien lo recuerda?

NO HAY FOTOS EN LA INTERNET DEL MODELO PARAGUAYO ( Por eso no la puse) hay la versión brasileña más grande, hecha con varios cuernos.


Esto que voy a escribir aquí puede que resulte simpático para algunos y para otros traiga recuerdos.

Hablemos de tradiciones perdidas: ¿Ya oyeron hablar alguna vez del “TURU”? Para los que no la conocen vamos a decir que es un instrumento de los siglos XVIII al XX en América del Sur, especialmente Paraguay y Brasil, herencia de los nativos, con algunas leves referencias en la región del Chaco Argentino.

Primordialmente este instrumento, de soplo hecho de cuernos de ganado vacuno, era usado para “guiar” la tropa de ganado vacuno que eran llevados al mercado en aquel entonces, el que lo tocaba era el “puntero”, o sea el peón que iba delante de toda la tropa, también era una especie de “aviso” para los chicos de aquella época que se adelantaban a abrir la “tranquera”, una especie de portón que era entrada o salida de alguna propiedad que la tropa debía pasar en su camino al matadero. Los troperos acostumbraban tener alguna golosina para los chicos que abrían la “tranquera” (en Brasil “portera”), si no traían golosinas les tiraban unas monedas (céntimos en aquel entonces). Era la alegría de los chicos de aquella época, doble alegría, dicho sea de paso, uno por el espectáculo que significaba el paso de cientos de animales todos juntos (daba un poco de miedo) así como los “troperos” cuyas vestimentas, llevaban una especie de “medio pantalón” de cuero (cubría principalmente la parte del frente, de la cintura hasta los pies), camisa de gruesa tela, sombrero y un cinturón con balas y un revólver (normalmente 38) (quien llevaba un calibre 22 ya se sabía que no era de los que ganaban bien, a veces era el “mandado” de la tropa).

Rutas de tierra roja, por largos trayectos totalmente despoblados, en la región oriental eran la constante de esta gente. Debían andar semanas de camino para llegar a destino, eso les obligaba a munirse de elementos de cocina, cocinero y mulas o caballos que cargaban exclusivamente esos utensilios, era una especie de “intendencia ambulante”

Guitarras y guitarreros nunca faltaban, era para espantar la nostalgia de estar lejos de casa y la familia o la amada. Había ocasiones en que se debía hacer una parada de un día entero para hacer descansar la tropa y los troperos, algunas “estancias” tenían, para el efecto, una especie de gran corral, capaz de albergar hasta medio millar de animales cómodamente y un galpón sin paredes para los peones troperos.

Ah!! Olvidé que estábamos hablando del TURU, ya cuando desaparecieron los troperos, a causa de los camiones transganados, el turú pasó a usarse, en algunas poblaciones pequeñas, para avisar que había “carneada”, o sea que alguien estaba faenando un animal para vender la carne, eso también era toda una fiesta, pues estas “carneadas” casi siempre acababan en un “caldo avá jeré” (un hervido de todas las menudencias del animal, con ajos, cebollitas y otras especiarías) o un gran “Iñakãngüé Yvy güy” (Cabeza de res con especiarías, envuelto en paño especial cocido bajo tierra)

Hay mucho que hablar de este tema, pero espero que “algún nostálgico” aporte lo suyo aquí.

viernes, 27 de agosto de 2010

La manipulación del poder

Cada ser humano tiene sus razones para no aceptar ciertas “realidades” aunque éstas fueran las que más le convengan.

Si mal no recuerdo eran los años setenta cuando el ministro de Agricultura del gobierno de Alfredo Stroessner, el Ingeniero Bertoni, “claudicaba” ante la presión de cambiar nuestro tipo de algodón “REBA P70” por el GUAZUNCHO argentino. En la época yo era un adolescente pero ya escuchaba y trataba de saber lo que pasaba en el mundo, escuchaba mucho las noticias y lo que la gente comentaba.

Lo que había escuchado en la época era que el REBA P70 era un tipo de algodón que rendía muy bien, era de una calidad inmejorable, la excusa para cambiarlo era que el GUAZUNCHO era más resistente para nuestro clima y las plagas. (Fue la peor mentira) los grandes productores nunca quieren que los países pequeños tengan una supremacía en algún área productiva, la mejor manera de embromarlos es endeudándolos o asociándose a ellos, con contratos leoninos para los grandes claro, de modo que el “pequeño país” no tenga poder sobre su riqueza sea natural o productivo industrial. Ese fue el motivo por el cual se deflagró la Triple Alianza, de modo que Inglaterra nos quite todo lo poco que teníamos y además quedáramos endeudados; lo mismo hizo Argentina con el guazuncho quedándose ellos como mejores productores de algodón; lo mismo hizo Brasil con la Itaipú.

Las grandes potencias económicas están “gobernadas” a su vez por intereses económicos demasiado pesados que siempre predominan sobre la razón real de las cosas. Siempre hay que encontrar cualquier discurso para “tapar” la verdadera razón de una barbarie.

La siembra de transgénicos nunca va a terminar con el hambre en el mundo, eso es más claro que el vacio del espacio; la meta o el objetivo real no es ese, solo los tontos creen en eso; la verdadera razón de los transgénicos es hacer con que “las empresas tengan la supremacía productiva” por tanto la supremacía económica sobre los países “en desarrollo”. Eso significa dependencia absoluta de esas empresas para la siembra y comercialización de esos productos. Primero fue la soja, ahora el maíz; hace tiempo que ya no comemos aves naturalmente criadas. Todo está, química o genéticamente manipulado. Hay que crear “mercado para crear consumidores” esa es la regla de los grandes empresarios, bancarios y poderes fácticos en los países poderosos, y esa es la regla que hay que obedecer. Hay que contratar a los mejores publicistas, designers de imágenes políticas e intelectuales al servicio del capital nada humanista. Para esos “capitalistas” los humanos no son más que consumidores cautivos.

Para ser más perversos aun, han tomado la industria farmacéutica también, los grandes investigadores buscan “crear” remedios que a la larga tienen efectos colaterales de alto costo de tratamiento.

En fin me quedo por aquí para no herir susceptibilidades de algunos defensores de los “agro químicos” y de los “grandes científicos en pro de la humanidad”

Para leer más clique aqui...

Introducción de Maíz transgénico en Cuba. Capricho, solución o amenaza?


10-08-10 Por Narciso Aguilera Marín

El hecho de que en una plantación de maíz transgénico en monocultivo, se trate con micorrizas, fitomas, brasinoesteroides u otra sustancia no sintética, y luego se rote con soya, no le da la condición de agroecológico. La base agroecológica se alcanza desde la biodiversidad. Hay que descodificarse de los tentáculos de la revolución verde. Por la Madre Tierra, es impostergable ir a modelos que no la hieran más. No se trata sólo de las dudas, a pesar de las disímiles pruebas que aseguran los dueños de los transgénicos que se les ha hecho al maíz FR Bt1, en relación a las implicaciones ecosistémicas, que puede conllevar su explotación a gran escala a mediano o a largo plazo, con esa homogenización de ese monocultivo; sino también a la salud de animales y humanos.

«(...) la manipulación genética y el uso de fertilizantes químicos (...) están llegando ya al límite de sus posibilidades para producir alimentos sanos y aptos para el consumo (...) la ciencia creó la capacidad de autodestruir el planeta varias veces. La mayor contradicción en nuestra época es, precisamente, la capacidad de la especie para autodestruirse y su incapacidad para gobernarse » (Fidel Castro Ruz, 26/04/2010) (1)

«La ciencia se enorgullece de sus éxitos (...) Medítese bien. Informémonos de los nuevos descubrimientos científicos y saquemos las conclusiones pertinentes. Decenas de noticias llegan diariamente sobre la crisis alimentaria, los precios de la energía y las materias primas, el cambio climático y otros problemas interrelacionados. La soya transgénica (...) no es apta para el consumo humano» (Fidel Castro Ruz, 12/06/2008) (2)

Continúa el silencio en Cuba en relación a la introducción del maíz FR Bt1. Los medios de comunicación siguen sin pronunciarse. Los pocos debates que se han suscitado se reducen a pequeñas reuniones, las que curiosamente se inclinan a una u otra tendencia de modelos agrícolas –agroecológico o transgénico-; por lo que de ese modo no es posible colocar a ambos modelos bajo el clima de un diálogo armónico y constructivo, y que finalmente se obtengan procedimientos beneficiosos instituidos para la naturaleza y para la sociedad. Por lo general, los defensores de los transgénicos se escudan en un discurso hacia lo profundamente científico a conveniencia, retórico y aparentan cierta subestimación de que el modelo agroecológico se sustente también sobre bases científicas. Adicionalmente, usan recursos explicativos, por demás preparados a nivel de laboratorio, para tratar de imponer a ultranza su maíz FR Bt1.



Para leer todo el articulo clique sobre el titulo de éste

jueves, 26 de agosto de 2010

Por favor tomen cartas en el asunto, Urgente!!!

Desde 1.992 venimos denunciando la práctica de la pesca predatoria en Yby Yaú, específicamente en el Río Aquidabán, hemos recibido amenazas, hemos sido reprochados, nadie tomó cartas en el asunto.

Ahora que más de 5.000 peces han sido hallados muertos, pudriéndose en las orillas de un afluente del río Aquidabán, cunde el pánico; y es para serlo, dicho sea de paso.

El uso de productos químicos para la matanza masiva de los peces, no solo mata a los peces, también mata la posibilidad de beber y preparar alimentos con agua limpia, bañarse en aguas limpias; además de que también mata la posibilidad de una pesca de supervivencia efectiva y equilibrada.

Los defensores de MACROECONOMIA me dirán que cada progreso tiene algunas consecuencias que deben ser asumidas, que hay costos que pagar en nombre del progreso económico; estoy plenamente de acuerdo, mientras ese costo no sea vidas humanas, vale la pena pagar esos costos.

De esto hablaba cuando decía que la banalización nos ha embrutecido. Aquí se banaliza el valor de la vida. Vale más el placer de matar peces con bombas, que la seguridad alimentaria de los pobres que no tienen otras opciones. Total que el que se fue a “pescar” volverá a su casa feliz de sus trofeos, ni siquiera se va a acordar de los pobres infelices que se han quedado sin los peces, sin el agua y con su entorno oliendo a pescado podrido. Probablemente ni sepa que más de 5.000 peces ya no se reproducirán, que puso en riesgo irreversible la cadena alimentaria humana y el medio ambiente.

Las autoridades de Yby Yaú, (medio ambientales, policiales, judiciales y municipales) saben perfectamente cómo, cuándo y por quiénes son cometidos estos delitos. Algunos cierran los ojos por “algo”, otros por pura desidia y comodidad, “para qué calentarse, total son apenas pescado de un rio que es de todos y no es de nadie”. ¿Los indígenas? Que se vayan a buscar pescado a otro lado. ¿El agua? Eso corre y en unos días ya estará bien de nuevo, qué lo que tanto se plaguean.

Espero que esta vez la cosa cambie, ojalá que la SEAM mire también el matadero y el arroyo Yby Yaú y castigue en serio a los responsables, con multas bien pesadas.

martes, 24 de agosto de 2010

Los valores humanos

Me pregunto si la banalización de los valores morales nos ha convertido en seres totalmente intolerantes.


Para qué sirve la libertad de expresión, si con ello vamos a atropellar valores morales que nos ayudaron a crecer como seres mucho más humanos de lo que hoy somos.


Para qué sirven los Derechos Humanos, si para defenderlos hay que olvidar la OBLIGACIONES HUMANAS. Para qué sirve estudiar biología, ética y ciencias humanas, si después nos vamos a sentar a crear leyes que las contradicen de cabo a rabo.


Antes de que existiera la ley del racismo, no existía la palabra “racista”, ¿Acaso esa ley ha frenado la explotación del humano por el humano? ¿Ha hecho con que los “discriminados” vivan mejor? Para nada, lo único que consiguieron con esa ley fue ACENTUAR EL RACISMO que ya existía y existirá siempre, (con más o con menos odio pero seguirá).


Hace falta que pensemos, estudiemos la historia y nos situemos en el texto y el contexto de la política mundial para entender lo que realmente está pasando en el mundo. No podemos estancarnos en el tiempo, ni vivir del pasado, hay que MIRAR un futuro, cuando hablo de MIRAR me refiero a poner el ojo a un objetivo de un futuro más real, menos fantasioso, consumista por ende menos violento.


Entendiendo por violencia todo hecho o acto que vaya contra las leyes de sana convivencia, frutos de una ignorancia supina de los valores humanos, sociales y morales, en ese estricto orden.
La discriminación por niveles económicos, sociales y culturales datan de siglos, talvéz milenios, las leyes que supuestamente buscan aminorar sus efectos son de inicios de la era cristiana en adelante, sin embargo la lucha de “CLASES” sigue tan campante y, si cabe, con mucho más empuje inclusive.

¡YO Acuso!

Por Chester Swann

Carta ciudadana desde el Paraguay

.

Hace poco, a mediados del 2008, tuvo lugar la entrega del material elaborado por la Comisión de Verdad y Justicia (CVJ), acerca de la represión del "gobierno" de Alfredo Stroessner, actual ídolo de los colorados, así como “presidente vitalicio post mortem” de dicha entidad y ex paladín del anticomunismo del State Department de los Estados Unidos, o mejor, perro de presa y sicario de sus transnacionales.

El resultado de la investigación fue escalofriante. 128 mil y pico de víctimas paraguayas de la oscura era de la "Democracia sin comunismo" de la Guerra Fría y el Plan Cóndor; creo que cuando éramos felices y no lo sabíamos y formábamos parte de "un país en serio" como suelen decir los exégetas del tirano sin ruborizarse y cuando nuestros países estaban uncidos al carro del “mundo libre”, si mal no recuerdo, merced a las descaradas injerencias de los embajadores norteamericanos y virreyes del imperio.

Dicha noticia se dio en momentos en que el secretario adjunto para asuntos latinoamericanos de la dministración Bush: Thomas Shannon, acompañado de la embajadora Liliana Ayalde, se acercó a Fernando Lugo para proponer más acercamiento a su gobierno, por parte del presidente Bush, al cual me referiré más adelante, cuando sea "políticamente correcto" hacer leña del árbol caído. Aunque de ese árbol preferiría hacer leña de sus raíces, no sólo de sus ramas.

En realidad, desde 1952 se desató el terror sobre el cono Sur y América Central, con el pretexto de una guerra ideológica entre el “mundo libre” y la “cortina de hierro”. Lo del Plan Cóndor vino después, desde 1973, ya con Kissinger y Pinochet, pero los escuadrones de la muerte paramilitares estaban en funcionamiento, adiestrados por (School of the Americas)

Ambos eventos eran irónicos puntos de coincidencia en la equívoca política de los Estados Unidos hacia su "backyard"… o dicho en cristiano: su patio trasero, tal nos conciben allá en los pagos boreales del águila calva. Es decir, que las víctimas lamentadas ahora, eran justamente parte del "acercamiento" de Estados Unidos al sur, y no precisamente en son de paz. Miles de asesinados por los sicarios al servicio de la CIA lo atestiguan.

Pero nadie, que yo sepa, se ha animado a pedir cuentas a los norteamericanos de entonces (administración Truman hasta Carter, en que se suavizó algo la represión) ni al partido colorado y sus cómplices liberales. Especialmente para el resarcimiento a las víctimas de su celo anticomunista y contra todo lo que oliera a disidencia a sus intereses, así fuesen siaidentes, “comun istas” o intelectuales, sindicalistas, estudiantes o simples campesinos reacios a vender sus chacras a precio vil.

Mi padre ha formado parte de esa desdichada aritmética, en su carácter de simpatizante del movimiento 14 de Mayo de los años sesenta y, posteriormente, quien esto escribe, acosado por la policía política bajo la sospecha de portación de apellido, en los años setenta, cuando mi guitarra me exigía cantar mi testimonio, contra la voluntad de los perros de presa del déspota deslustrado, que no ilustrado, llamado Alfredo Stroessner.

No hace mucho, la CVJ me hizo una visita, con entrevista filmada y, al preguntarme si consideraba lícita una indemnización del estado, me negué al tiro.

Considero que el estado, que somos todos, no tiene por qué pagar a las víctimas de estos tres culpables, ajenos al estado: el gobierno norteamericano “cristiano y accidental”, como instigador de la violencia, "Técnicos" incluidos; el partido colorado en calidad de cómplice y sustentador del terror y el ex general ahora finado pero idolatrado por los segundos. El ejército, la policía y cómplices de la “oposición rentada (¡Oh, posición!), con quienes ha compartido atrocidades desde sus inicios en 1963.

La Escuela de las Américas ―enetonces en Fort Gulick, Panamá, luego en Fort Benning, Georgia― logró convertir a nuestros ejércitos nacionales en tropas de ocupación SS en sus propias patrias y, a sus hermanos, en “el enemigo funcional”.

Las demandas deben ser dirigidas hacia quienes realmente son culpables ante la historia y no hacia un estado, actualmente ajeno a las atrocidades. ¿Por qué Mr. Shannon no nos explicó el papel del Departamento de Estado, del Pentágono, de la Escuela de las Américas y de la omnipresente C.I.A. en esos años de represión indiscriminada? ¿Por qué Liliana Ayalde no se atrevió, como lo hizo Lugo en ese acto, a pedir disculpas a las víctimas de los carniceros del norte? ¿Por qué los beneficiarios de las indemnizaciones no demandan a la A.N.R. y embargan los bienes de la misma en reparación de lo actuado?

Es demasiado fácil litigar contra el estado ahora, cuando las responsabilidades de la policía y el ejército están ya diluidas y los actuales jefes policiales, que ahora esconden las manos que empuñaban garrotes y armas de fuego contra nosotros, contra los paraguayos que anhelábamos un cambio real. Algo no funciona en la memoria de los personeros de la CVJ o tratan de "disculpar" a los culpables de asesinatos, secuestros, violaciones, desapariciones y sevicias varias.

Está medianamente bien que el actual presidente pida disculpas, pero seguiremos esperándolas de Tío Bananas y sus cínicos sobrinos, que ahora, justo cuando América Latina se está poniendo los pantalones largos de la emancipación, buscan un "acercamiento" como si no estuvieran demasiado cerca desde sus inicios como nación-imperio.

Si quien esto escribe no fuera un paraguayo insolvente y de raleada fortuna, de seguro iniciaría una demanda contra los verdaderos culpables de los desaguisados cometidos por Stroessner, sus mesnadas colorados y opositores rentados. Lamentablemente, no tengo con qué hacerlo, salvo las ganas. Las infinitas ganas.

Pero de todos modos, yo los acuso hoy públicamente. Y no ante dios y su ¿divina? providemencia ―sordo, mudo e y de dudosa existencia―, sino ante la humanidad consciente. No creo en ella, pero que la hay… debe haberla por ahí.

La impunidad seguirá… hasta que nuestros pueblos inicien un nuevo Nüremberg ―aunque más no fuese en carácter simbólico―, contra los criminales del IV Reich neonazi y sus atrocidades contra la humanidad.

Y ahora, a un general paraguayo que se ha atrevido a plantarse frente a la proconsulesa, en nombre de una nación soberana (algo que ningún “glorioso” militar paraguayo se atreviera a hacer nunca), pretenden destituirlo, en lugar de condecorarlo.

Este es mi testimonio y mi manifiesto ciudadano. ¡Patio trasero, nunca más! ¡Patria o muerte!

Chester Swann

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...