Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

martes, 28 de octubre de 2008

Un SPP fragil e inoperante


Hace unos días he escuchado por Radio Ñanduti, en primera mano, las declaraciones de Justiniano Riveros, corresponsal en Concepción de algunos medios capitalinos, sobre las “peripecias” que pasaron durante la cobertura de una intervención fiscal – policial en la Reserva Forestal Paso Bravo invadida por traficantes de madera y delincuentes ecológicos que se autodenominan “Campesinos” a veces hasta “Campesinos sin tierras”.

Debo decir que, para mi humilde visión, estos señores no son más que vulgares delincuentes, traficantes y criminales, así como todos los otros vulgares agitadores sociales, xenófobos y desubicados que nada tienen de campesinos sin tierra. Los verdaderos campesinos sin tierra siguen trabajando en tierra de otros en la búsqueda de sustentar a su familia, en la firme esperanza de que alguna vez tengan sus propias parcelas, se reúnen, buscan unirse para paliar sus necesidades y lo hacen utilizando, en muchos casos, las famosas “mingas” es decir el cambio de trabajo por trabajo. A estos campesinos no les visitan los líderes de organizaciones campesinas, ni las Ong’s encargadas de capacitar a los campesinos para el mejor aprovechamiento de sus parcelas, ni siquiera los del Estado.

Pero esto no viene al caso; lo que realmente me mueve a escribir este artículo es para desahogar mi indignación hacia los integrantes del SPP, que no han emitido un mísero artículo, mucho menos un manifiesto de repudio hacia el hecho o una carta de solidaridad, nada; varios días busqué algún indicio, incluso en los blogs, nada de nada como organización que debería levantar su voz de protesta por acto tan odiosos como éstos, que debería defender a sus asociados. Me pregunté en mis adentros ¿Y son éstos periodistas los que piden a la ciudadanía y al gobierno respeto? Ni ellos mismos se respetan, entonces que no lo pidan. El respeto se conquista, como lo conquistan muchos periodistas que luchan, gritan se indignan y transmiten esa indignación colectiva hacia todo lo que está mal, son los periodistas de campo, los que ponen el pecho al peligro y a la vergüenza de equivocarse; están allí para informar y formar. No como esos cómodos figurines de oficinas, periodistas de eventos sociales. Disculpen, pero estoy muy enojado no encuentro palabras para expresar mi indignación y mi dolor ante esa desidia.

El SPP debe una explicación a sus asociados, especialmente a los que han sufrido ataques en el cumplimiento de sus funciones y no han tenido apoyo sino de sus amigos, familiares y “algunos” colegas.

No hay comentarios:

El Ybytyruzú ¿podría ser explotado?

Fuente: ABCcolor  Por  Graciela María Galeano Ovelar Pobladores de Colonia Independencia, que forman parte de la cordillera del Ybyt...