Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 8 de octubre de 2008

QUO VADIS LUGO?


Por: Cristina Aquino

Desde la apertura democrática, con la complicidad de los políticos populistas y seudodirigentes de izquierda, con el rótulo de “luchas populares” se gestaron verdaderas organizaciones mafiosas, que ahora están operando en diferentes ámbitos y son verdaderas bombas de tiempo para toda la sociedad paraguaya.

Es un secreto a voces que las organizaciones de campesinos y algunos grupos de “sintechos” son verdaderas bandas delictivas que someten a las autoridades con amenazas, bloqueos de rutas, manifestaciones e invasiones, creando un ambiente de zozobra e inseguridad.

Las autoridades saben de esto. Ministros, parlamentarios, policías y militares, y con más razón el mismo presidente Fernando Lugo saben que algunos asentamientos de San Pedro son tierras liberadas, donde no se permite el ingreso de las autoridades, ni la instalación siquiera de un puesto policial.

En las zonas urbanas, en los “asentamientos” creados con la complicidad de la Secretaría de Acción Social (SAS), pasa lo mismo. Los supuestos dirigentes son verdaderos amos que pueden decidir sobre la vida de las personas que integran la “organización vecinal”. Los asentados se benefician con una casa pero a cambio son sometidos a un régimen de cuasiesclavitud, porque deben aportar mensualmente una suma de dinero, participar de manifestaciones y si tienen la osadía de cuestionar a los “dirigentes” son expulsados y aterrorizados.

Ya poco antes de que asuma Lugo, el “dirigente” Elvio Benítez se encargó de brindarnos un show destruyendo cultivos en la zona de San Pedro, como jactándose de un “aquí yo soy la ley”. ¿Y la fiscalía? Bien gracias. Ningún fiscal de la zona atinó siquiera a iniciar averiguaciones sobre estos ataques.

Durante 40 días, la población entera estuvo pendiente del secuestro de Luis Lindstron. Tras su liberación, el relato sobre sus captores fue espeluznante: “Son gente que están preparadas para enfrentar a un pelotón de 200 policías, tienen armas de todo tipo, etc.”.
Conclusión: estamos hablando de gente organizada y preparada.

Durante 40 días, la población entera estuvo pendiente del secuestro de Luis Lindstron. Tras su liberación, el relato sobre sus captores fue espeluznante: “Son gente que están preparadas para enfrentar a un pelotón de 200 policías, tienen armas de todo tipo, etc.”. Conclusión: estamos hablando de gente organizada y preparada para delinquir, secuestrar y asesinar. A un mes de la liberación, ¿qué tienen las autoridades? Nada. La fiscalía imputó a un grupo de fantasmas. Según el Ministerio Público, los secuestradores son Manuel Cristaldo Mieres y Magna Meza. Siempre ambos, nunca se los encuentra y ya se dijo que habían muerto. Ergo, son fantasmas. Para completar este panorama ahora aparece un supuesto grupo guerrillero, el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

En contrapartida tenemos a un Presidente que no tiene un mensaje claro, no sienta una postura firme sobre estos temas y nos deja a todos en una tremenda incertidumbre. ¿Qué está buscando Fernando Lugo con todo esto? Inestabilidad, inseguridad e ingobernabilidad normalmente tienen una sola respuesta: mano dura. Pregunto nomás: ¿No será que a propósito se está creando una situación de zozobra para justificar mano dura? Si ese es el jueguito, ¡DIOS MIO! ¡qué monstruo habremos engendrado!

1 comentario:

Anónimo dijo...

EL OBISPO ASESINO DE POBRES

Dijo Albert Einstein que existían dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana, pero no estaba seguro de la primera. La actitud de algunos militantes de la izquierda que se tragaron el cuento del “obispo de los pobres” difundido por la prensa mediática corroboraron efectivamente la estupidez sin límites del ser humano.

DESILUSION CAMPESINA

La operación masacre se ha disparado en Paraguay, y sacude vastas áreas rurales del país. Hoy martes 7 de Octubre las noticias del día hablan de violentos enfrentamientos en Edelira, una localidad al este del país ocupado en su gran parte por brasileños que se dedican a traficar soja transgénica.
Al mismo tiempo, una violenta refriega se produce en un silo en Santa Rita, al sureste de la capital.

El dirigente campesino Elvio Benítez, por su parte, hoy expresó hoy su desilusión ante la inacción del gobierno del obispo Fernando Lugo, y aseguró que las invasiones de tierras seguirán.

“Nosotros seguiremos con nuestra lucha, porque en su discurso antes de sumir la presidencia Fernando Lugo, aseguró que se llegaría a un acuerdo para que los paraguayos tengan su tierra propia. Sin embargo hoy día se muestra tibio”, expresó el dirigente.

Posteriormente especificó que “hemos iniciamos nuestra lucha en contra de los colonos brasileños, pues son ellos quienes invadieron nuestra tierra. También el presidente aseguró que su primera obra de gobierno sería negociar de nuevo el tratado de Itaipú y hasta ahora no consiguió absolutamente nada”.

Itaipú es uno de los caballitos de batalla de la propaganda del obispo, en el cual resulta funcional a la prensa pro-imperialista, que sin embargo ignora cuando los paraguayos son tratados como apenas una plaga más a rociar con letales agrotóxicos por los personeros del capital transnacional, en su mayoría brasileños, que han invadido el Paraguay y ocupado las tierras, convirtiendo el este del país en un nuevo Sudetes sudamericano.

GOBIERNO SIN RUMBO

Así como Winston Churchill sólo pudo prometer sangre, sudor y lágrimas al pueblo británico al asumir como primer ministro, el gobierno popular del obispo de los pobres Fernando Lugo sólo promete seguir asesinando campesinos.

“Si no se tiene plata para comprar tierras, que se diga. Si hay calendario, se tiene que informar si el año que viene recién se va a poder. Si en este momento no paramos, esto va a explotar”, sentenció un dirigente campesino en presencia del ministro que dirige a los escuadrones de la muerte del obispo de los pobres Fernando Lugo.
Un luchador por las reivindicaciones campesinas, Bienvenido Melgarejo, falleció el pasado viernes, durante un enfrentamiento con la policía.

GOBIERNO POPULAR SEGUIRÁ ASESINANDO EN DEFENSA DE LATIFUNDISTAS

El ministro del Interior del obispo asesino de pobres, Rafael Filizzola, señaló ayer que el Gobierno no tolerará las invasiones de propiedades privadas y seguirá asesinando campesinos en defensa de terratenientes brasileños. Dijo que la policía seguirá realizando sus brutales desalojos en defensa de los sojeros, personeros del capital transnacional imperialista de Monsanto.
Fue durante una reunión mantenida con productores y campesinos del Alto Paraná, donde el viernes sus sicarios asesinaron a un agricultor, en un enfrentamiento.
Un campesino muerto, Bienvenido Melgarejo, tres policías heridos y varios contusos fue el saldo de un choque entre los escuadrones de la muerte que actúan bajo protección oficial y un grupo de sintierras en la colonia Guaraní del Este en el distrito de Mbaracayú, a unos 180 kilómetros de Ciudad del Este, ayer tras un desalojo.

El mismo jefe de sicarios, el ministro del Interior Rafael Filizzola, se reunió con referentes de la Coordinadora Departamental de Campesinos Sin Tierra; la Asociación de Agricultores del Alto Paraná; miembros del Foro Social y Popular local; y productores afectados por invasiones. En todo momento del encuentro amenazó a los campesinos con más represión y recalcó que la línea del Gobierno siempre va a ser la proteger al capital y a los terratenientes.

También advirtió que los labriegos seguirán lamentando muertes como la de Bienvenido Melgarejo, asesinado por sus sicarios en el enfrentamiento registrado el viernes en la colonia Guaraní, del distrito de Mbaracayú.
“La línea de Gobierno, les digo con mucha franqueza, es respetar la Constitución. Digo también que las órdenes de detención se tienen que cumplir, esa es la Constitucional Nacional” afirmó el representante del Poder Ejecutivo.

“ Cuando se producen las invasiones, nosotros vamos a proceder al desalojo. La policía tiene que cumplir esas órdenes”, acotó en tono amenazante.

EL OBISPO NO ENCABEZA UN GOBIERNO REVOLUCIONARIO

El jefe de los escuadrones de la muerte y ministro del Interior, Rafael Filizzola, tuvo finalmente la delicadeza de reconocer que el gobierno del obispo Fernando Lugo es un gobierno burgués y no revolucionario, como afirmó su prensa y propaganda. Eso después de promocionar a su líder con la mentira de su militancia en la teología de la liberación –como si hubiera podido llegar a Obispo católico siendo marxista-, y de plagiar el mote de “obispo de los pobres” que tenía Arnulfo Romero.
“Si era un Gobierno revolucionario, no iba a estar exigiendo el cumplimiento de la Constitución, sino iba a pasar por encima de la misma. Pero acá lo que se busca es cumplir con las disposiciones legales y constitucionales”, confesó Filizzola.
En vastas áreas del Paraguay los campesinos son considerados apenas una plaga más por los sojeros brasileños, y son tratados como parias en su propia tierra por las autoridades, quienes invariablemente se ponen a las órdenes de los traficantes de transgénicos oriundos del Brasil para reprimir a sus compatriotas.

EN MANOS DE TIRANUELOS SUBALTERNOS DE LA CIA

Dijo Voltaire que la tiranía de uno solo es preferible a la de muchos; dado que un déspota tiene siempre algunos momentos buenos; en cambio una asamblea de déspotas no los tiene jamás.
Desgraciadamente para el Paraguay, país del cual el infortunio parece haberse enamorado, hoy se encuentra gobernado por una asamblea de déspotas, que para colmo responde a embajadas extranjeras.
La mayoría ha sido corrompida por el vil metal de las fundaciones anexas a la CIA, que distribuye la embajada norteamericana de Asunción. Esto sólo hace que la tiranía sea aún más insoportable, porque como alguna vez dijo Napoleón Bonaparte, la peor tiranía es la de los subalternos.

Actualmente, el poderío de las ONG sobre la sociedad paraguaya ha crecido tanto que han reemplazado en la práctica a los partidos políticos.

La consagración de liderazgos por la vía de las ONGs es a todas luces anti-democrática y para colmo, extranjerizante. El principal requisito es contar con el padrinazgo de alguna embajada extranjera, preferentemente la de Estados Unidos, y ser agraciado con una fuerte suma en dólares que permita financiar algún movimiento político, utilizando a la ONG como mampara.

Son ejemplo de esta metodología de la construcción de "liderazgos civiles" a través de ONGs, la mayoría de los grupos que llevaron al poder al obispo Fernando Lugo, de forma similar a la ascensión al poder de Víctor Yuschenko en Ucrania, debilitando y derrocando al partido colorado de una manera parecida a la que fueran derrocados los partidarios del presidente georgiano Eduard Chevarnadze, en medio del aplauso de la prensa mediática y la comunidad internacional.

ADJUNTADO:
PRONUNCIAMIENTO DEL PARTIDO COMUNISTA: BASTA YA DE REPRESIÓN
BASTA YA DE REPRESIÓN!
El día 1 de del presente mes, se produjo en la localidad de Puerto Indio, un brutal desalojo de campesinos que reivindican su derecho a la tierra. En este caso del latifundista brasileño Oscar Fader, quien posee nada menos que 1010 hectáreas en el Dpto. de Alto Paraná En el operativo que tuvo ribetes criminales, falleció el compatriota campesino Bienvenido Melgarejo padre de 8 hijos. Los campesinos habían denunciado que el mencionado latifundista forma parte de terratenientes de tierras malhabidas que utilizan de forma sistemática agrotóxicos, contaminado la zona y atentando contra la vida de los pobladores.
El Partido Comunista Paraguayo, fiel a sus principios sensibles a los problemas populares, condena el hecho y responsabiliza al Ministerio de Interior a cargo del Dr. Rafael Filizzola, quien en declaración pública, en lugar de mencionar siquiera el macabro atropello a los derechos humanos a los luchadores campesinos, exaltó la defensa irrestricta de la propiedad privada, desconociendo el telón de fondo de los medios que daban cuenta de la cruenta represión.
El pronunciamiento de nuestro partido se realiza ante la situación planteada, responsabilizando por tanto, directamente a la Fiscalía, y el Poder Judicial detrás del cual están los sectores latifundistas, ganaderos y exportadores de soja, éstos últimos pertenecientes al sector más expoliador de nuestra sociedad, que con el uso indiscriminado de agrotóxicos atenta diariamente contra las vidas de campesinos y la degradación y envenenamiento de nuestro suelo, y servil a estos sectores también el Ministerio del Interior.
Esta política que privilegia a los sojeros y ganaderos, contradice flagrantemente las expectativas creadas por el gobierno actual que prometió apostar a los más pobres.
Creemos que este tipo de medidas impopulares y criminales, se suma al conjunto conservador y retrogrado de poderes fácticos privilegiados que conspira con las intenciones progresistas del actual gobierno de Lugo. Además afirmamos que si el Estado no renueva el Poder Judicial y la Fiscalía, órgano que ordena este tipo de luctuosos desalojos criminalizando las luchas sociales, ningún cambio se podrá esperar en nuestro país.
Denunciamos además la persecución de que está siendo objeto el dirigente campesino de nuestro partido José Tomás Benítez que se suma a las víctimas del hecho en cuestión
Finalmente hacemos un llamado a la unidad de todos los sectores populares de nuestro país para concretar en una acción conjunta, una lucha coordinada que apuntale una política real de cambio hacia una sociedad que supere la miseria y postergación de nuestro pueblo, cambio por el cual votó la mayoría de nuestra sociedad para llevar a Lugo al actual gobierno.

El Ybytyruzú ¿podría ser explotado?

Fuente: ABCcolor  Por  Graciela María Galeano Ovelar Pobladores de Colonia Independencia, que forman parte de la cordillera del Ybyt...