Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Una grave denuncia!!!

Gresca pasional, dejando de lado la política
¿Qué pasó en las Elecciones de 2013 para los migrantes paraguayos? ¿Dónde quedó esa euforia y esas ganas de participar, ahora que se consiguió el derecho al voto? ¿Por qué los colorados pudieron armar una maquinaria y ganar con comodidad? ¿Por qué el movimiento migrante no pudo presentar una propuesta a los candidatos?




Por Rodrigo Zelada*

Camino del Migrante

En vísperas de las Elecciones Generales del Paraguay del 2008, la comunidad paraguaya de los Estados Unidos se encontraba en ebullición. A pesar de que no se contaba con el derecho al voto, las actividades se multiplicaban, los dos medios impresos de los migrantes tomaron partido. El Mirador Paraguayo apostaba al cambio y se sumaba a la creación de la Mesa Coordinadora por el Cambio y se sumaba a la campaña “Una llamada por el cambio”; la revista “Arsenio Erico” por su parte, cuestionaba a Fernando Lugo y apoyaba a la candidata de la ANR, Blanca Ovelar, magnificando las opiniones de los colorados de Estados Unidos.

El sector que apoyó la campaña de Fernando Lugo era amplio: colorados, liberales, gente sin partido, todos con la idea de cambiar el escenario político paraguayo para generar las condiciones de lucha por los derechos de la migración paraguaya. Al terminar las elecciones de 2008, después de la primera visita de Lugo a la Asamblea de la ONU, en reuniones formales e informales, este recalcaba su predisposición a apoyar la causa migrante, poniendo énfasis en la necesidad de que estos se organizaran para canalizar sus reclamos. El proceso organizativo ya venía de antes, con pequeños grupos, aunque no se conformaba una organización que aglutinara el conjunto de la comunidad migrante en los Estados Unidos.

El proceso de aglutinar a todos se inicia en el Estado de Maryland entre José Morel, Rodrigo Zelada y Fátima Meza a los que se unen Miguel Acosta, Marycarmen Velázquez y Gloria Ruiz Díaz. A partir de ahí se generó la creación del programa de radio, vía El Mirador Paraguayo, estación online transmitida desde New York, para discutir al aire, con micrófono abierto, la forma de ir construyendo las directrices de la futura organización, los problemas y reclamos del conjunto de la comunidad migrante. Así nació el “Camino del Migrante”  parafraseando a Machado: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

El 25 de enero de 2009, se realizó el Primer Congreso de Paraguayos Migrantes en los Estados Unidos, con la participación de cerca de 100 compatriotas de diversas localidades: Maryland, New York, New Jersey, Pennsylvania, Florida, Georgia y Connecticut. Los promotores del Congreso se comprometieron a no asumir ningún puesto relevante con el compromiso de impulsar y dar lugar otros liderazgos y a una mayor participación. El grupo encaró tareas a favor de los migrantes, sus reivindicaciones y necesidades, después de décadas de abandono del Estado paraguayo de sus responsabilidades con el “Paraguay Migrante”.

Al principio, no se tuvo respuesta con el canciller Hamed, quien enfatizó las relaciones con pequeños grupos de paraguayos de Medio Oriente, ignorando las grandes comunidades de connacionales de otras partes. Todo cambio con Héctor Lacognata, quien se hizo eco de numerosos reclamos, creó la Dirección de Apoyo a Comunidades del Exterior, se abrió a las comunidades los Consulados como los “Consulados Móviles” en sitios de alta concentración de residentes paraguayos, destacándose el Consulado de New York que realizó más de 15 de estas Jornadas mediante las cuales se facilitaron los trámites de documentos, incluso la cedulación de numerosos compatriotas. El servicio diplomático los asistió con problemas judiciales, en especial a los indocumentados. 

A este esfuerzo se sumó la Secretaría de Repatriados que encaró el “retorno asistido”, incluyendo la repatriación de los cuerpos de aquellos compatriotas fallecidos en el exilio y un gran esfuerzo por involucrarse con los paraguayos dispersos en el mundo y con los sucesivos Congresos de la Migración Paraguaya, todos realizados en Asunción.

Gresca Pasional

El Congreso Paraguayo de Migrantes EEUU, tras un año de tarea con los compatriotas y con los representantes del Estado paraguayo, realizó su Asamblea de renovación de autoridades. La cantidad de paraguayos inscritos en los padrones superaron el millar, los presentes superaron los 500, saliendo triunfante por escaso margen la lista que pugnaba por la reelección. Los resultados fueron aceptados y los integrantes de ambas listas se integraron en una Comisión Directiva unificada.

Todo este esfuerzo fue interrumpido por un hecho fortuito y ajeno a la existencia institucional. Una lamentable gresca pasional, en plena reunión de la Comisión Directiva, entre la Vice Presidenta y la esposa del Presidente, y la torpe respuesta de éste, desbarranca todo el trabajo realizado y corroe el apoyo por parte de la comunidad.

Cuando las pasiones desatadas hacen carne de cualquier institucionalidad, las relaciones se transforman en complicidades y traiciones personales, destruyendo las bases objetivas que se quieren. En esos momentos, generalmente, por los sentimientos heridos, se recurre a los peores recursos disponibles. Eso es lo que sucedió. Al mejor estilo stronista, se persiguió, se sectorizó y, finalmente, ante la inminencia de una plenaria, la Vice Presidenta se tomó atribuciones que no le correspondían y suspendió arbitrariamente una plenaria. Se intimó, por medio de abogados, a algunos miembros y, finalmente, sin mediar reunión alguna de la Comisión Directiva se  expulsó a miembros fundadores. La acusación rotulaba a los expulsados como agitadores y desestabilizadores. Ya sin legitimidad alguna, finalmente se privatiza. No más asambleas, no más elecciones, ahora el Congreso de Paraguayos Migrantes tiene propietarios: Cantalicio Gamarra, Ana Di Sessa  y Elias Ubeda.

Así, esta experiencia colectiva queda enterrada.

El Voto Migrante

Pese a la repulsa generalizada que produjo estos hechos, un grupo de migrantes conjuntamente con la autoeregida Vicepresidente, Ana Di Sessa, constituyen la “Coordinadora por el voto en Paraguay”, nombrándosele a ésta y a Margarita Marylin Sánchez, como coordinadores. Como representante de esta Coordinadora en Paraguay fue nombrado el peruano Juan Lukis, que no es miembro de ninguna organización de paraguayos y que se halla en entredicho con numerosos miembros de la comunidad. Aún así, con esta representación, Lukis se reúne con Horacio Cartes, Juan Carlos Galaverna, entre otros, llevándoles el “apoyo de la comunidad de paraguayos migrantes en los Estados Unidos”.

Como si fuera poco, este “representante” llevó al Paraguay “la idea” de reflotar organismos que la dictadura stronista usaba para controlar la sociedad civil, según un artículo de ABC Color del 31 de julio de 2011: “se reunieron con líderes juveniles con quienes analizan la posibilidad de impulsar las elecciones del Comité Central de la Juventud Colorada y de la Comisión Central de la Mujer Colorada”.

Esto generó quiebres en la Coordinadora, pues Lukis, aún siendo peruano y sin referencia organizativa clara, fue el artífice de la creación de varias Seccionales Coloradas en los Estados Unidos; es decir, un oportunista que genera recursos propios con la estupidez de otros.

Final sin sorpresas

Aquí no se habla de resultados electorales sino de la incapacidad de poner por encima de todo, los intereses y derechos de los migrantes y de subordinar los intereses particulares y/o sectoriales, por los intereses generales. En breve tiempo se ha destruido el Congreso de los Migrantes y la Coordinadora por el Voto Migrante en Paraguay, permitiendo que dichas instancias de participación y hermandad, sea pasto de intereses sectarios y oportunistas. Una vez más, todos los migrantes han perdido.

*Rodrigo Zelada, paraguayo migrante en los Estados Unidos, conductor del programa radial PARAGUAY DE AFUERA, que se transmite desde New York y Activista de la Migración Paraguaya.


No hay comentarios:

El Ybytyruzú ¿podría ser explotado?

Fuente: ABCcolor  Por  Graciela María Galeano Ovelar Pobladores de Colonia Independencia, que forman parte de la cordillera del Ybyt...