Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

sábado, 6 de abril de 2013

Porqué el EPP desapareció de la Agenda Política País


Fuente: E'a
El sociólogo Luis Ortiz dijo que para terminar con el EPP “bastó derrocar a su supuesto aliado”: Fernando Lugo.  El comunicador Vladimir Velázquez señaló que  la “espectacularización” mediática del EPP tuvo un simple objetivo político.
Luego de una casi diaria repetición del tema EPP en los medios de comunicación y en las declaraciones de los políticos y dirigentes de gremios empresariales, durante todo el anterior gobierno depuesto, desde el pasado 22 de junio las noticias respecto del grupo armado perdieron destaque en la agenda política país. ¿Porqué?
Los analistas Luis Ortiz, master en sociología, docente universitario e investigador, y el comunicador Valdimir Velázquez, de larga experiencia en campañas comunicacionales, y master en antropología urbana, analizaron para E’a el hecho.
“La espectacularización de la prensa indica –refiriéndose al EPP- que antes que una agenda periodística, existió una agenda de ‘puesta en escena’ de temas con objetivos más políticos que informativos y analíticos”, reflexionó Velázquez.
Por su lado, desde una perspectiva más política, Ortiz expuso: “Más allá de la hipótesis de que el EPP estaba detrás de la matanza de policías y campesinos en Campos Morombi, el 15 de junio de 2012, las evidencias señalan que fue la última vez que se esgrimió la teoría de la conspiración de una supuesta afinidad entre las fuerzas políticas progresistas y dicho grupo armado. Para terminar con él, bastó derrocar al Presidente Lugo. Nada más. No se realizaron nuevos rastrillajes, ni nuevas ofensivas en el norte del país, ni nuevas declaraciones de estado de sitio, ni nada. Fue suficiente derrocar a su presunto ”aliado”, de modo que “muerto el perro, se acaba la rabia”, ironizó.
En otro pasaje de su análisis, el comunicador no dudó en calificar al fenómeno mediático EPP como “la subordinación de la “construcción imaginaria de la realidad” a los intereses políticos y económicos”, agregando que los temas trascendentales para el país, como la seguridad, “no están dados objetivamente, sino que son objeto de una selección y un seguimiento por parte de aquellos sectores que inciden, sino controlan, la agenda mediática y pública”.
Luis Ortiz recurrió a las interrogantes para pensar con los lectores. “¿Porqué extrañas circunstancias un grupo armado declarado “socialista” realizaba sus acciones para poner en jaque a un gobierno dicho “de izquierda”? ¿Porqué ahora que el sector conservador, que históricamente entregó tierras y territorios soberanos, negoció con los títulos de propiedad, realizó los fraudes de mayor envergadura en la enajenación de inmuebles públicos, en suma, que vendió el país a grupos inescrupulosos, a productores extranjeros no-contribuyentes y a destructores de los recursos naturales, accedió al gobierno y no es blanco de ataque del grupo armado?, se preguntó el sociólogo.
Vladimir Velázquez recordó que “está por hacerse aún una investigación periodística y, por qué no científica, del proceso vinculado al EPP”. Enfatizó en que “no se trata solo de la denuncia de ‘acciones criminales’, sino de auscultar las causas estructurales y los procesos sociales que están asociados al supuesto grupo. Y también está por hacerse una investigación sobre la relatividad con que la prensa comercial estructura su línea editorial, particularmente sobre el caso EPP”.
El sociólogo cerró la entrevista diciendo. “Llama la atención que el gobierno de facto, que se alzó por un golpe con la conducción del Estado el pasado 22 de junio, desvíe la atención respecto de los problemas que el gobierno soberano y legítimo electo el 20 de abril de 2008, puso en la esfera pública como el origen del crimen organizado: la injusta distribución de la tierra, la injusta distribución de privilegios y la dualidad de las reglas de juego… El EPP no es sino la forma marginal de un tipo de actores que por la extorsión, la fuerza y la arbitrariedad, amenazan al bien público. De ese bien que es considerado un botín y que durante sesenta años o más años, fue el blanco de una clase terrateniente, comerciante y financiera bárbara. Para robar y amedrentar unos usan las armas, otros guantes blancos”.

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...