Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

jueves, 29 de noviembre de 2012

El Capitalismo de Estado

Si el Paraguay quiere ser independiente, debe tener una política económica coherente, pues ahora la independencia se consigue con una pujante economía. Un país pobre que no sepa como manejarse en este mundo capitalista será con toda certeza cada vez más pobre. Y Paraguay definitivamente no sabe como manejarse. Piensa que trayendo inversiones y regalando sus tierras y su mano de obra barata va a progresar. Lo único que va a conseguir con este esquema es hacerse cada vez más pobre pues los capitalistas son los únicos que realmente se enriquecen.

El capitalismo tiene la propiedad de que el que tiene el capital se hace cada vez más rico, llegando a crear sociedades en que menos del 10% de la población tiene más del 90% de la riqueza. De ahí surge el movimiento de los 99% en EEUU donde el 1% es extremadamente rico dejando al 99% casi nada.

Por tanto, el modelo económico a seguir es precisamente el modelo económico que se busco eliminar con la guerra de la triple alianza, es decir, el capitalismo de Estado. El capitalismo de Estado aplicado por los López llevó al Paraguay en dos décadas a ser un pionero en América del Sur con su ferrocarril, su fundición de hierro, su telégrafo, etc.
Esta misma transformación ahora está ocurriendo en China con el capitalismo de Estado. Los chinos se dieron cuenta de esa propiedad del capitalismo y lo aplicaron para su ventaja como Estado, es decir, el Estado es el capitalista. Entonces el Estado es cada vez más rico, lo cual no está mal pues toda su riqueza la vuelve a dar a sus habitantes creando nuevas empresas, mas trabajo, más desarrollo.

Lo pernicioso para nuestros países del tercer mundo es el capitalismo privado sin control pues todas las ganancias generalmente no se vuelcan otra vez al pueblo sino que van al exterior (primer mundo). De ahí que hay que tener mucho cuidado con la inversión extranjera tan ponderada por muchos. De nada sirve la inversión extranjera si esa inversión solo enriquece a los extranjeros.

El capitalismo estatal (empresas estatales) es la mejor alternativa para el progreso. Pero para ello el congreso debe de dejar de ser cómplice en los despilfarros en las estatales, y promulgar leyes que permitan su eficiente funcionamiento. Por ejemplo, se puede promulgar una simple ley que diga que los gastos en personal no pueden exceder un porcentaje de la facturación. Entonces automáticamente las ESTATALES dejarían de ser oficinas de empleo de los políticos.

Lorenzo González - Comentarista Ultima Hora

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...