Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 31 de enero de 2014

A 60 años del Golpe de Estado (04-05-1954)

 Por: Juan Fernando Kurz

UN ESCRITO DE SUBJETIVIDAD PLENA (para crear marcas en la memoria)

Este año se cumplen 60 años del cruento golpe de estado (04/05/1954) que convierte a Alfredo Stroessner en presidente del Paraguay, el 15 de agosto de 1954.

Dictador, bajo cuyo gobierno se cometieron todo tipo de violaciones a los derechos humanos, nunca fue excomulgado, dado de baja deshonrosa, o degradado y sigue siendo General de Ejército (SR) y Presidente Honorario de la Asociación Nacional Republicana, Partido Colorado. El 20 de septiembre del 2006 en sesión la Junta de Gobierno del Partido Colorado rindió homenaje al dictador poniéndose de pie en señal de respeto, con excepción de Aníbal Saucedo Rodas.

Ser stronista, no es solamente ser el seguidor acrítico y obnubilado, sino un ser humano infectado por un mal que despierta y promueve los más bajos instintos: la segregación, la capacidad de atropellar derechos de otros, la práctica de la delación, la persecución, el maltrato, el saqueo, la tortura, la discriminación, compeliéndole a producir daño, dolor, asesinar, coaccionar a personas, practicar pedofilia y esclavitud sexual y arrancarles sus bienes bajo tortura, apoderarse de los bienes del Estado, producir muertes por falta de medicamentos (previamente robados de los hospitales para comercializarlos), por persecuciones o bajo tormento.

Ser stronista, es haber construido una cultura que impregnó al pueblo y una estética dentro de la “segunda reconstrucción”, la misma era brutal, recargada, oropelesca, exhibicionista, así como su lenguaje rebuscado para alabar al dictador, con desprecio a la cultura y a todo debate. Eran amantes de lo oscuro, de la violencia física y verbal, de la mediocridad, del matonismo, y del menosprecio por lo intelectual. Pequeños y vanidosos adoradores de lo material. Tenían la habilidad de cambiar los valores, llamar democracia a la dictadura, hacer negación de la tortura, ocultar los asesinatos y desapariciones de personas, decir que lo que se decía eran puras mentiras.

Lograron por la mentira y el terror que muchas personas -en su propio deseo de negación- dijeran que las atrocidades stronistas no existían, que eran inventos de la oposición y del comunismo internacional que odiaba y quería destruir los éxitos y “las obras paz y progreso” del "gobierno colorado del Presidente Stroessner"

Ser stronista es haber iniciado al Paraguay en el mundo de las drogas, convirtiendo a nuestro país en la principal vía de tránsito, distribución y protección de la heroína a través de la "conexión latina" o ser parte de la construcción de un paraíso para el descanso y el pasaje de criminales de guerra y capos del crimen organizado. Complicando en estos actos a Fuerzas Armadas paraguayas. Stroessner tuvo el alto "honor", entre sus acciones, de apoyar al apartheid y romper el bloqueo internacional de Sudáfrica comprando armas y proveyéndoles vía Paraguay.

Ser stronista es haber sido partícipe activo de la triangulación comercial en la frontera, el lavado de dinero en bancos de dudosa legitimidad y en haber fraguado “importaciones de papel” a cambio de dólares preferenciales que fabricó decenas de billonarios.

Los stronistas tienen la pretensión de que lo que iniciaron contra el "libero-franco-comunismo", y siguieron con la "democracia sin comunismo", "el precio de la paz" y las "grandes construcciones de obras físicas", tienen más valor, que toda la destrucción de vidas humanas, de la naturaleza, de la historia y de la cultura de un pueblo que fue vejado y saqueado. Los stronistas no son el pasado, están hoy, y siguen dañándonos.

12.591 días de torturas, bajo estado de sitio permanente, sufrió el pueblo paraguayo durante la dictadura, y mientras esto ocurría, en 1954, 1958, 1963, 1968, 1973, 1978, 1983 y 1988 se arreaba a la gente para cumplir con el ritual del voto por la continuación de la dictadura, con la colaboración activa de sus cómplices transportistas, que trasladaban los votos amigos.

Hoy empiezan a aflorar desde la tierra nuestros muertos por el stronismo y aquellos que creyeron que nunca aparecerían, los que no creyeron que fuera cierto lo que se contaba; ven aparecer por docenas los cuerpos destruidos y sufrientes por estos bárbaros, sin humanidad y enriquecidos por el latrocinio.
La mentira, la tortura, el asesinato y el crimen no pueden ser encubiertos por siempre.

Los stronistas no fueron castigados hasta hoy. Lograron pervertir las instituciones, los valores e incluso, la posibilidad de poder comprender toda la criminalidad de su pensar y actuar; nos dañaron de una manera infinita pero, No lograron destruirnos.

Los stronistas no lograron destruirnos, ni con miles de horas de propaganda, ablande, amenazas, mentiras, difamaciones o chantajes; ni con “Tribuna de Combate del Pueblo Colorado” (1) , “Clarinada de Alerta”, “La Voz del Coloradismo”, “El Colorado”, “Patria”,” Surcos de progreso”, “La cadena paraguaya de radiodifusión” o el “Noticiero Nacional”; aún lo siguen intentando hoy con sus operadores y perfiles falsos en la redes sociales. Siguen aquí como neoliberales o con algún disfraz de moda.

Sin embargo, nosotros estamos aquí como lo que somos, demócratas, y seguiremos estando. Porque el amor es indestructible el amor a nuestro país, es decir el amor a nuestra gente. Y la lucha solidaria continúa.

Dictadura nunca más!!!.

PALI

(1) Programas de propaganda colorada en diversas épocas se señalarán los medios a) “Tribuna de Combate del Pueblo Colorado” radio, b) “Clarinada de Alerta” radio, c) “La Voz del Coloradismo” radio, d) “El Colorado” medio escrito semanario, e) “Patria” medio escrito diario oficial de la ANR,” f) "Surcos de progreso” radio, g) “La cadena paraguaya de radiodifusión” radio o el h) “Noticiero Nacional” cines.
Foto de Juan Fernando Kurz.

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...