Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 3 de octubre de 2014

LOS PARASITOS DEL ESTADO

Por: Marzha Navarro Diniz de Llanes


“El Paraguayo es haragán porque esta acostumbrado a recibir todo del papa Estado”. Esta es la frase y afirmación mas absurda que escuche muchas veces durante todo este año que se termina. - 
No considero que aquella persona que acabando de graduarse o cualquier otro ciudadano que intente ingresar a los cuadros de funcionarios públicos, los hacen por “pillos sin vergüenzas o haraganes”- ¿Porque no pensamos que todos necesitan una ocupación y un sueldo y que busca el servicio publico por falta de alternativas? Salvo si sale del país...
Considero muy apropiado relatar que significa ser parásito del Estado, esto ocurre de verdad en los países del primer mundo, donde los impuestos pagados son altísimos. Hablare de dos modalidades: Existe el parásito que en verdad es el trabajador en negro, el ciudadano consta como desempleado, recibe un sueldo de desempleo, ayudas para alimentos, medicinas, todo lo que pueda necesitar para una vida digna, mientras el propio Estado lo ayuda a encontrar un trabajo. Pero, en realidad esta persona tiene varios trabajos no registrados que de los cuales también recibe sueldos.
La otra modalidad de parásitos, son haraganes de verdad, son canallas y utilizan todo tipo de artimañas para engañar al Estado y sacar ventajas, son como verdaderas termitas que carcomen la estructura del mismo. En Alemania por ejemplo son miles de casos, no solamente de latinos, africanos y asiáticos, hay también muchos alemanes y europeos en este lamentable y despreciable escenario. 
Un caso concreto como ejemplo, son 11 hermanas que salieron del nordeste del Brasil directo a Hamburgo, siguiendo a Isabel, la primera que se fue llevada por su patrona alemana. Ellas realmente no quieren trabajar, están de vagas 24 horas al día, recibiendo todas las regalías del Estado Alemán, para una vida digna.

Ellas duermen hasta tarde, pasean y se divierten y al despertarse llevan a sus hijos a la escuela para almorzar primero y luego para que se queden a estudiar. Sus maridos latinos o alemanes son vagos también. Su único tormento del cual se quejan mucho, es el Estado que las “persigue”, pues los quiere ver trabajando. La opinión publica alemana esta conciente y las rechaza, aquí el tema ya no es xenofobia.
La hermanas brasileñas reciben constantemente cartas del Estado, son convocadas a hacer exámenes vocacionales, reciben cursos de capacitación, y un puesto de trabajo, la que se revelo con vocación para fotógrafa, a parte del curso completo, recibió del Estado un cámara profesional ultimo modelo para trabajar con alta tecnología. Cuando tienen el empleo faltan, simplemente no se van, el Estado las busca y algunas afirman deprimirse en el puesto conseguido, el Estado la proporciona un tratamiento anti depresivo. Una de ellas hace con que el Estado gaste mas todavía, ya que es analfabeta y no quiere aprender nada, el Estado entiende que no puede hacer ningún examen, ni cursos porque no sabe leer, pero cuando intentan obligarla a estudiar ella “llora” y entonces el Estado gasta miles de Euros primero haciendo una batería de exámenes a ver si existe alguna enfermedad, o problemas de la vista y colocando a esta que no pasa de una viva, un equipo de profesores especializados en psicopedagogía para convencerla a aprender o a que aprenda sin que se de cuenta. Mientras,
Como habla bien el idioma Alemán el Estado concluye que la Señorita puede ser útil para visitar a los ancianos solitarios, solamente para conversar y a distraerlos, pues el Estado también se ocupa de los ancianos abandonados por sus familiares. Sepan Ustedes, lectores, que la Señorita cuando los visita, aprovecha la situación para robar sus pertenencias.
Son también las personas que no pagan sus boletas en los transportes públicos. Son cargas para la sociedad, carga para los contribuyentes.
En situaciones extremas los parásitos, llegan a reivindicar inclusive a los Derechos Humanos, o mencionan al nazismo, porque ya detectaron los puntos débiles del Gobierno y del Estado Alemán, lo que los desarma totalmente, los hace recular cuando pretendía tomar medidas drásticas como enviarlos a la cárcel o a expulsarlos del país. 
Todos mandan dinero a sus familias y una vez al año viajan de vacaciones a sus países. Si son alemanes viajan a Canarias. 
Los verdaderos parásitos del Estado disfrutan de la vida mientras el Estado gasta sumas altísimas ocupándose de ellos y de sus familiares para que todos tengan educación, salud, vivienda digna y alta calidad de vida. Sumas extraídas de los contribuyentes que son conciencies y SÍ pagan impuestos, a pesar de todo. En este caso sí se puede y debe hablar del achicamiento del Estado.
.
MARZHA NAVARRO

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...