Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

domingo, 1 de marzo de 2015

La ocupación brasileña... hasta hoy

La ocupación no duró 5 años sino hasta hoy
El Doble Genocidio del Imperio del Brasil contra el Paraguay

“No entra en la cabeza de los brasileños que Paraguay haya sido
en la historia de nuestra América el más desarrollado”.
Paraguay fue un país más desarrollado que Brasil y Argentina,
antes de la guerra de 1870. Hoy Paraguay es una fazenda, he’i el escritor e investigador brasileño Chiavenatto.

La Guerra Grande no acabó en Cerro Corá con la muerte del Mariscal y su pueblo, el Imperio del Brasil antes que hacer una reparación histórica hoy, lleva adelante un Segundo Genocidio contra el pueblo paraguayo en la actualidad. El mapa hecho con un cartógrafo publicado en mi libro Genocidio Guaraní lo prueba. Hay un proceso de invasión y anexión territorial de parte del Brasil al Paraguay, convirtiendonos en la chacra o Fazenda brasileña con la ocupación de nuestras fronteras por los empresarios del agronegocio brasileño y la narcoganadería. La ocupación brasileña luego de la guerra grande no duró cinco años sino 150 años.Lea sobre el doble mayor genocidio que conozca la humanidad.
No registra la historia de nuestra América un genocidio más sanguinario
que éste, aunque la impunidad dejó sin castigo al Imperio inglés, brasileño
y sus aliados. Los crímenes de lesa humanidad no prescriben y la nación guaraní no olvida la sangre derramada de sus mártires. Es una herida abierta en América Latina. Ñamandu le cuenta a Santi lo que leyó en el libro de don Chiavenatto, titulado la guerra do Paraguay.
El conde D’Eu, “Mandó hacer cerco del hospital de Piribebuy, manteniendo
en su interior los enfermos –en su mayoría jóvenes y niños– y
lo incendió. El hospital en llamas quedó cercado por las tropas brasileras
que, cumpliendo las órdenes de ese loco príncipe, empujaban
a punta de bayoneta adentro de las llamas los enfermos que milagrosamente
intentaban salir de la fogata. No se conoce en la historia
de América del Sur por lo menos, ningún crimen de guerra más
hediondo que ese”.
Pergeñado por el imperio inglés para terminar con la progresista
Paraguay y todo su pueblo, y llevado a cabo por sus cipayos del Brasil
de Pedro II, la Argentina de Mitre y el Uruguay de Venancio Flores.
Las cifras del genocidio son difíciles de digerir y son las heridas sangrantes
en el corazón de América del Sur:
Población de Paraguay al comenzar la guerra 800.000 (100,00 %)
Población muerta durante la guerra 606.000 (75.75 %)
Población del Paraguay después de la guerra 194.000 (24.25 %)
Hombres sobrevivientes 14.000 (1,75 %)
Mujeres sobrevivientes 180.000 (22.50 %)
Hombres sobrevivientes menores de 10 años 9.800 (1,22 %)
Hombres sobrevivientes hasta 20 años 2.100 (0,26 %)
Hombres sobrevivientes mayores de 20 años 2.100 (0,26 %)
Exterminaron al 99 % de la población masculina mayor de 10 años.
(Fuente:“Genocidio Americano, A guerra do Paraguai, p. 150- Julio José Chiavenatto. Sao Paulo).

Las mujeres paraguayas reconstruyeron la patria agonizante, la
levantaron de sus cenizas. La historia paraguaya tiene rostro de mujer
coraje, aunque la historia intente dejar anónimas a sus mariscalas,
quienes no sólo libraron una guerra contra el ejército invasor,
sino todas las batallas que vinieron después por la supervivencia,
para mantener con vida una nación herida de muerte.
Me gusta ·  · 

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...