Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 4 de junio de 2010

Nuestra "Paraguayidad"

Hay costumbres y costumbres. Están las que marcan nuestra raíz autóctona y es positivamente social en el sentido de que nos muestra tal cual somos desde varias generaciones; como nuestra lengua, nuestras canciones y nuestro modo de hablar, bastante peculiar, dado nuestro bilingüismo, en fin.

Pero también están las que hacen parte de nuestra imagen diaria, pero que nos muestra de forma muy negativa; como nuestro “paraguayismo auténtico de hacer las cosas a medias” “así nomás”; trabajar para una empresa y llevar a casa cualquier cosa que necesitamos “total aquí hay mucho” “no se va a dar cuenta si falta uno o dos”, si trabajamos como chofer y dejan en nuestras manos un vehículo, “nos vamos UN RATITO a casa”, o, peor aún a la casa de algún amigo o amiga (para purear) desviándonos del trayecto ordenado por el patrón “total él está en su oficina y ni se va a enterar”, si eres funcionario en algún hospital, te llevas en la cartera unos medicamentos y se las das sin ningún control médico a tus parientes o amig@s, o le “consigues a tu amiga o amigo” una consulta, “robándole” la oportunidad a otra persona que se sacrificó para estar en la fila. Parecen pequeñas cosas sin importancia, pero reflejan nuestra laxitud cívica y moral y hace que nuestro actuar diario se desarrolle en un marco de permisividad y doble moral.

Criticamos al Gobierno por esto o aquello, pero NOSOTROS hacemos lo imposible por no pagar impuestos, comprar cosas falsificadas, etc.

Como reza un PPS que corre por la red “Ningún presidente valdrá la pena, ninguno de ellos será tan bueno como para solucionar los acuciantes problemas del Paraguay de nuestros amores, si NOSOTROS no cambiamos. Urge que cambiemos, urge que pongamos de nuestra parte el mínimo esfuerzo para poder construir el nuevo Paraguay que todos anhelamos.

Dejémonos de exigir tan solo nuestros derechos, cumplamos también con nuestras responsabilidades como ciudadano, eduquémonos y eduquemos a nuestros hijos con los valores morales y cívicos que realmente corresponden. Cuando hay que elegir a nuestros políticos hagámoslo sin “pedir prebendas” y nunca votemos por quien las ofrezca. Aprendamos a exigir trabajo y resultados de nuestros representantes político-administrativos, solo asi podemos lograr el país que queremos.

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...