Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

sábado, 5 de junio de 2010

Trabajar más... nunca menos

Tengo una duda existencial: ¿Cómo se puede ser serio en un país donde los sindicatos atentan contra sus propios intereses y se dejan manipular políticamente?

Buscando contextos e historia sobre los movimientos sindicales en el Paraguay, es fácil descubrir que 99,9 por ciento de ellos solo buscan beneficios, ventajas y no aportan nada en contrapartida, por ejemplo: Los gremios de los transportistas, es decir la de los empresarios del transporte, hacen manifestaciones, perjudican a los usuarios humildes trabajadores solo para cobrar más por un servicio que debería costar, al menos, 40 por ciento más barato, los choferes apedrean a sus propios compañeros de trabajo que solo buscan llevar ese pan de cada día a su hogar, además de dañar su medio de vida que es el vehículo que, dicho sea de paso, nada tiene que ver en la cuestión; los funcionarios públicos hacen manifestaciones para “oficializar” lo que ya vienen haciendo hace tiempo, es decir trabajar menos para ganar igual, por ahora, porque ya dijeron que después harán otra manifestación para pedir aumento de sueldo. Los maestros no hacen una verdadera manifestación la gratuidad de educación, mucho menos la calidad en la educación y, seamos sinceros, nuestro nivel de enseñanza deja mucho que desear

En un momento en que un gobierno está dando pataleos para tratar de no ahogarse, un momento en que el mundo está convulsionado por una crisis económica y todos ellos, incluso los europeos, están haciendo grandes recortes de gastos para no ir a falencia y no despedir a demasiada gente de la función pública, lo que elevaría la tasa de desempleo a un nivel insospechado y causaría un impacto socio – económico de gravísimas consecuencias, entre las que puede contarse el nivel de violencia y delincuencia, los funcionarios públicos paraguayos “presionan” por trabajar menos y costarle más caro al país.

Claro que, como en todas las cosas hay que hacer “la salvedad” necesaria, de que no todos los funcionarios públicos son haraganes y no trabajan. Lo que pasa es que si hacemos esta salvedad los más sinvergüenzas se acogerán bajo el paraguas de “Yo estoy entre los que trabajan”. Entonces yo ya le acuso directamente a todos ellos: a los haraganes por tal cosa y a los que trabajan por no denunciar a quienes son planilleros o llegan tarde, nunca vienen, solo vienen para coimear y no hacen su trabajo, en fin son varias las causas por las que, los casi 99,9 por ciento, deben ser juzgados antes que premiados.

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...