Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 29 de junio de 2011

"A mí nunca me va a pasar..."

No me gusta ironizar cuando se trata de una cosa tan seria como lo es un accidente de tránsito, peor cuando en el mismo mueren 15 personas. Pero, valga la comparación, los paraguayos somos tan dados a hacer las cosas a destiempo. Todo depende de lo que queramos, o debamos realizar: si lo que debemos hacer es algo que nos va a beneficiar con algún buen montante de dinero (o algo que equivalga a lo mismo y que puede darnos un gran placer) pues no tardamos ni un minuto en llevarlo adelante, así nos adelantemos a la fecha prevista para hacerlo. En este caso podemos acabar haciendo algo del que luego podríamos arrepentirnos, pues lo hacemos sin pensar en las consecuencias; apenas pensamos en el resultado “positivo” inmediato; lo que venga después no importa.
Sin embargo cuando se trata de realizar un trámite, que nos obligará a hacer una larga fila y, encima, nos va a costar un buen dinero (como pagar impuestos, multas o hacerse los documentos) allí sí que esperamos hasta la fecha tope o, peor, una prórroga. Aquí podemos acabar no realizando el trámite debido, lo que podría conducirnos a PERDER M  AS PLATA O ALGO VALIOSO.
En el caso de los accidentes de tránsito pasa lo mismo: bebemos, aunque después tengamos que conducir, lo correcto hubiera sido conducir, luego beber y acostarse a dormir o a tener las compañías que queramos. Conducir alcoholizado o con una “distracción” demasiado “agradable” podría costarnos demasiado caro, incluso podría costarnos la vida.
Los paraguayos tenemos un falso modo de manejar la auto-estima (o la confianza, como quieras llamarlo) CONFIAMOS en que TODO SALDRA BIEN, confiamos en nuestra capacidad de MANEJAR la situación. LOS ACCIDENTES OCURREN POR LO MISMO; si somos el chofer CREEMOS que nada nos va a pasar, que los accidentes les ocurren solo a los tontos (vyros) “a mi no me va a pasar, nunca”
Un adelantamiento, una frenada a destiempo y un reflejo tardío son los ingredientes  principales para un accidente, si a esos ingredientes les agregamos los otros “condimentos” como la bebida alcohólica o una compañía, o varias, indebida (pero deseada) las cosas siempre empeoran, pues son éstos dos últimos ingredientes los que “detonan” los tres primeros.

No hay comentarios:

“¡Ajohuma!” he’i Arquímedes: Hallazgos de franceses en un libro en guaraní del siglo XVIII

Fuente:  ABCcolor Posteado por Alex López-Rolón el 27-04-2017 Cuando era tan pequeño que aún podía caminar erguido debajo de la mesa ...