Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

sábado, 17 de marzo de 2012

El poder de la manipulación

En una sociedad educada para “obedecer” sin tener capacidad de razonar por sí misma, es el caldo de cultivo para el “nacimiento” de pequeños dictadores, hoy llamados “caudillos o empresarios”.
El sistema educativo cambia las palabras, modifica los “títulos” pero las características de las personas que ejercen el poder siguen el mismo esquema, es decir se mimetizan al entendimiento popular. Para las personas comunes la esclavitud ha desaparecido, sin embargo, para el sistema, sigue vigente bajo otras “denominaciones” como los “migrantes ilegales” o los trabajadores informales en empresas que no registran a sus empleados ni les otorga sus derechos laborales.
La gente dice que es libre, desconoce el mecanismo de la manipulación de los elementos sociales que estructuran una sociedad. El mercado laboral esta manejado por oportunistas, más que inversores, que especulan con las carencias socio-económicas y hasta políticas de cada escenario geográfico mundial. Así siempre habrá más oferta que demanda de mano de obra y con eso se “negocian” los salarios y obligaciones laborales a cumplir (en cuanto a obligaciones: el mínimo posible para el empleador y el máximo posible para el trabajador) En ese tren de pensamiento es que nunca se le reconoce totalmente a la mujer en su capacidad productiva; o sea que, al no reconocer a la mujer con la misma capacidad productiva que el hombre, se le puede pagar muchísimo menos haciéndola trabajar hasta el doble que al hombre. El escenario social agrega otro agravante para que esto sea posible: la paternidad irresponsable y la cultura machista donde la mujer es criada a los efectos de “ser una buena ama de casa” siempre “obediente, por tanto, dependiente” del hombre (sea como pareja o como parte de su familia)
Para cambiar este status quo se necesita rediseñar la educación, en toda su amplitud. El individuo necesita ser visto como SER HUMANO, antes que como un ente que formará parte de una estadística poblacional, carente o privilegiada, dependiendo de en qué cuna nació. La mejor manera de manipular a las personas es la creación de castas sociales. Los ricos necesitan de los pobres para “demostrar el poder de su riqueza” y el pobre necesita del rico para saciar sus más esenciales necesidades de sobrevivencia, visto de esta forma vemos que los pobres siempre estarán en desventaja en relación a la “otra casta”

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...