Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

jueves, 21 de agosto de 2014

Reinserción Social en las cárceles del Paraguay

Fuente: ABCcolor

Fabricando ilusiones a través de la música

Un grupo de internos del penal de Emboscada concluyó exitosamente la fabricación de las primeras guitarras, en el marco de una iniciativa que busca la reinserción social por medio del arte.
Los internos en plena tarea de fabricación de guitarras. / Gentileza, Luis Szarán
El ser humano no está ajeno a errores que en ocasiones deben pagarse con privación de la libertad. En este universo hay dos opciones: dejarse consumir o superarse a través del reconocimiento de la equivocación y la voluntad para seguir adelante. La distancia de los afectos puede desembocar en cuadros depresivos u otras situaciones aún más graves, es por eso que un proyecto impulsado por la organización Sonidos de la Tierra toma a la música como herramienta de transformación de la persona para la reinserción social.
En palabras del maestro Luis Szarán los resultados están a la vista a pocos meses de iniciado el proyecto en la cárcel de Emboscada y el penal femenino del Buen Pastor. De hecho, en la noche de ayer vio la luz la primera guitarra fabricada íntegramente por internos de la penitenciaría masculina, asesorados por el Luthier Carlos Uliambre. Este logro se suma a la orquesta sinfónica que hará su estreno este fin de año junto al coro de mujeres del Buen Pastor, adelantó el músico en conversación con ABC Color.
“El grupo de internos está ilusionadísimo aprendiendo esta profesión rentable, que le da posibilidad de llevar un pan limpio a sus casas cuando salgan en libertad, quedamos impresionados porque hay muchas personas con habilidad para el manejo de la madera; también les enseñamos sobre las técnicas de acústica", relató un emocionado Szarán.
El maestro reconoció que el instrumento recientemente fabricado le sacó algunas lágrimas, por lo que representa este avance en el complejo, proceso que implica la reinserción social de una persona recluida. “La música no solo ayuda a combatir la violencia, sino a colaborar a erradicar la pobreza a través del emprendedurismo; si uno es capaz de tocar un instrumento como la guitarra o la flauta, puede emprender en cualquier ámbito de su vida”, sostuvo.
El origen de esta iniciativa provino de un interno del penal que supo integrar el proyecto Sonidos de la Tierra. El mismo -durante una visita- exhibió una bandera blanca en la que estampó su deseo de formar una orquesta sinfónica dentro del penal, bajo el convencimiento de que la música hace buenas a las personas.
Ahí dentro encontrarnos a ocho músicos, técnicos en grabación, que están a punto de grabar discos que van desde el folclore hasta la música tropical. Los instrumentos fueron donados por particulares; los que tienen daños son reparados en los talleres de la organización.
Desde la perspectiva de Szarán este proyecto supera lo artístico, puesto que también actúa como soporte espiritual en las horas más difíciles que tienen que soportar lejos de su familia, más aún al ser una población mayormente joven de entre 19 a 23 años. “Todos ellos recuperables y que están presos ya sea por alcohol o drogas; también les da la posibilidad de mirarse a sí mismos y partir de esto recomenzar hacia una vida mejor”, refirió.
El programa Sonidos de la Tierra ayudó por medio de la música a unos 14.000 niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad en los últimos trece años. Posteriormente, se replicó el sistema en Embsocada y a partir del próximo año se buscará replicar el proyecto en cuestión a otras penitenciarías del país.

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...