Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 19 de noviembre de 2010

“Necesitamos construir nuestros propios medios y desafiar a los medios corporativos”

El pasado viernes 12 de noviembre, en la sede de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA), la periodista Amy Goodman ofreció la charla “Quebrar la barrera del silencio: El papel de los medios de comunicación alternativos en la era de la globalización”, ante un salón de actos colmado de comunicadores sociales.

Goodman es directora y presentadora de “Democracy Now! El Informativo de Guerra y Paz”, programa que fundó en 1996 en la Ciudad de Nueva York junto a Larry Bensky, Juan González, Salim Muwakkil y Julie Drizin. El programa se trasmite actualmente en más de 850 emisoras de radio y televisión en Estados Unidos, América Latina y Europa, y desde 2005 está a disposición el servicio gratuito “DN! en Español”.

La presencia de Goodman fue significativa ya que se trataba de festejar el quinto Aniversario de DN! En español. Democracy Now! es el paradigma de un medio alternativo, que produce y genera prensa propia con el objetivo de democratizar la información y de estar en ese lugar donde los medios masivos de comunicación prefieren no estar.

La figura de esta destacada periodista, locutora y escritora es relevante a nivel mundial por realizar la cobertura de movimientos de paz y en pro de los derechos humanos, arriesgando su propia vida en muchas ocasiones, así como apoyar a los medios independientes, como lo demostró su presencia en la 10° Conferencia y Asamblea de la Asociación de Mundial de Radios Comunitarias celebrada la semana pasada en la Ciudad de La Plata. Su trayectoria fue premiada con el “Right Livelihood Award”, conocido como “el Premio Nobel Alternativo”, por su trabajo en desarrollar “un modelo innovador de verdadero periodismo político independiente de base que acerca a millones de personas las voces alternativas que son excluidas de los grandes medios”.

Amy Goodman contó ante un público masivo su experiencia el día de la caída de las torres gemelas y al respecto realizó un interesante conteo de los muchos 11 de septiembre donde hubo terror en el mundo, como el derrocamiento de Salvador Allende apoyado por los EE.UU., el asesinato de un cura en Haití, la masacre de presos en Nueva York, entre muchos casos más. Para la periodista “todos estos 11 de septiembre unen a todos los pueblos del mundo contra el terror”, mostrando que el pueblo estadounidense no detenta la potestad del dolor por haber sufrido un atentado, siendo una potencia que creció por haber propiciado actos de terror en muchos países.

Amy Goodman remarcó el rol central de los medios de comunicación alternativos en la era de la globalización, “necesitamos medios que sean libres para operar. No necesitamos medios que sólo le den la voz a la gente que ya está en el poder sino medios que conecten personas”. Por otro lado dejó en claro el valor del periodismo independiente y alternativo al plantear que los medios son potentes como un fusil: “Necesitamos medios de base que den voz a las organizaciones de base. Necesitamos construir nuestros propios medios. Y desafiar a los medios corporativos”.

A su vez remarcó que se necesitan “medios que cubran lo que pasa en el poder, pero no que cubran para el poder. Medios que cubran a los movimientos que están creando a la historia”. Finalmente Amy Goodman enfatizó que es fundamental que los medios trasmitan lo que está pasando en este país como en el resto del mundo, ya que ve a los medios como “una gran mesa de cocina que se teje en todo el mundo, donde todos nos sentamos en esa mesa para discutir los temas más importantes del día, la guerra y la paz, la vida y la muerte”.

-Fuente: www.revistabrujas.com.ar.

No hay comentarios:

“¡Ajohuma!” he’i Arquímedes: Hallazgos de franceses en un libro en guaraní del siglo XVIII

Fuente:  ABCcolor Posteado por Alex López-Rolón el 27-04-2017 Cuando era tan pequeño que aún podía caminar erguido debajo de la mesa ...