Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 17 de marzo de 2010

Los traficantes, la política y la corrupción

Ellos mueven un negocio de más de veinte millones de dólares por mes y tienen un patrimonio estimado en, por lo menos seiscientos millones de dólares. Eligen Diputados y tienen grandes influenciasen el poder judicial y en la policía, tanto paraguaya cuanto brasileña. Viven en el exterior en sofisticadas mansiones, viajan en sus propios aviones e invierten en agropecuaria, además de administrar empresas de importación y exportación. Para aplicar tanto dinero, también se aprovechan del esquema de remesas ilegales de dólares al exterior, atravéz de las CC-5 (escándalo Banestado-Brasil). Ese es el perfil de, por lo menos, doce brasileños que eligieron, en los últimos diez años, la región de frontera entre Brasil y Paraguay para comandar el lucrativo tráfico internacional de cocaína. (Ponta Porâ (MS) es considerada la segunda mayor fuente de lavado dinero del Brasil, atrás de Foz de Yguazú (PR))
Documentos secretos de la Fiscalía Nacional (Ministerio Público) y la Secretaria Nacional Antidrogas del Paraguay diseñan el perfil de los Barones del tráfico y, en una minuciosa investigación de sus negocios, revelan que apenas el traficante brasileño Odacir Antonio Dametto (que se esconde detrás de la fachada de ganadero y exitoso empresario, con negocios de exportación de granos en el Mercosur), es propietario de 19 estancias en Capitán Bado, departamento del Amambay, en el Paraguay. Aparte de eso, administra las empresas “Semillas Dametto S.R.L.”, de exportación de granos y Agro ganadera Tupi Guaraní – Importación y Exportación

El informe – encuesta de los paraguayos sirve como termómetro para medir la salud financiera de las organizaciones. Luis Carlos da Rocha es investigado por ser dueño de una HOLDING, la TOPAZ HOLDING, con sede en las Islas Caimán. Atravéz de ella fue realizada una operación financiera sospechosa de US$ 719,9 mil, o sea que Luis Carlos da Rocha, propietario de 14 Estancias en los distritos de Horqueta e Yby Yaú, ofreció cinco de sus propiedades como garantía de una hipoteca y recibió la referida suma.
Luego, las respectivas hipotecas, fueron cedidas a la TOPAZ HOLDING, que sería de propiedad del mismo traficante. La “negociada” fue realizada atravéz del Banco del Estado de Paraná, según la fiscalía paraguaya. El (Luis Carlos da Rocha) también es dueño de la estancia Suiza, en el departamento de Concepción (Yby Yaú), donde tiene pistas de aviación, tractores, vehículos y mucho ganado.

Ahora los dos países unieron fuerzas y quieren confiscar este patrimonio, en una tentativa de desarticular el poder político económico del grupo. Las rejas de la prisión de Brasil y Paraguay ya se mostraron ineficaces para contener los negocios sucios de estos traficantes, que tienen un poderoso aliado – los guerrilleros de las FARCs. El esquema es aparentemente simple, pero desafía al Estado. Los brasileños adquieren cocaína de los colombianos, que es distribuida en centros consumidores de Brasil, también Estados Unidos y Europa. La droga es pagada por los brasileros con armas, adquiridas en el Paraguay, que a su vez, alimenta los más de cuarenta años de guerrilla en Colombia.

El poder del grupo de los doce narcotraficantes del Brasil alimenta también la violencia en la región de Ponta Porâ (MS) y coloca en la mira de pistoleros a sueldo a las autoridades paraguaya y brasileñas. En la lista para morir están el Juez federal en Ponta Porâ, Odilón Oliveira, responsable por la condenación de varios narcotraficantes y pistoleros, así como Roberto Acevedo, empresario y ex gobernador de Amambay del partido liberal que en la época se atrevió a ganarle al candidato de los barones de la droga en la región, como él mismo había revelado en aquel entonces. Para colmo, ambos se unieron (Oliveira y Acevedo) para poner fin al control de los traficantes en la región, que se extiende por más de una década.
Ley del derribar
Viviendo escoltado por 24 horas, el juez Oliveira dice que, hoy, 80% de toda la marihuana comercializada en el Brasil pasa obligatoriamente por Ponta Porâ, que abrió sus puertas también para la cocaína.
Asustados con la “Ley del derribar” – que autoriza derribar aeronaves sospechados de tráfico – los traficantes han optado también por Ponta Porâ como ruta de la cocaína, que ahora es transportada vía terrestre. El juez afirma que al dejar Colombia la droga es transportada de avión solo hasta el Paraguay, pasando por Perú y Bolivia, y entra al Brasil vía terrestre. Con la ley de la derribada reprimimos la acción de los narcotraficantes por un lado, pero pulverizamos la entrada al país, dificultando la acción de la policía, explica el Juez Oliveira.
Artículo de Clara María Prates Traducción Enrique Ramón Galeano

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

“¡Ajohuma!” he’i Arquímedes: Hallazgos de franceses en un libro en guaraní del siglo XVIII

Fuente:  ABCcolor Posteado por Alex López-Rolón el 27-04-2017 Cuando era tan pequeño que aún podía caminar erguido debajo de la mesa ...