Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 30 de julio de 2010

Ser amigo


Amistad: me pregunto si sabemos realmente lo que eso significa. También me pregunto si hay un modelo de amigo o amiga al cual debemos encuadrar a los que tenemos.

¿Qué esperar de los amigos? ¿Qué dar a los amigos? ¿Cómo tratar a los amigos? ¿Cómo esperamos que nos traten los amigos?

Son preguntas que muy poca gente nos hacemos, al menos en voz alta. En la intimidad de nuestros corazones (o nuestra mente) nos hacemos este cuestionamiento, pero casi siempre la desechamos porque nunca le encontramos una respuesta concreta y definitiva.

Y es que del amigo no se espera nada que no sea su amistad. No le pidas lealtad, en todo caso sé tú leal con él; ser amigo significa exactamente eso, ser amigo sin esperar recompensa (aun cuando esa recompensa sea su lealtad). No le pidas a tu amigo que comparta contigo lo que él tiene, en todo caso comparte tú con él lo que tú tienes, sin esperar que él haga lo mismo. No quieras amigos que tengan la misma “sabiduría” que tú, a tu amigo quiérelo en su ignorancia, en su egoísmo, en su forma “bruta y vulgar” de ser, a veces ese amigo “egoísta, ignorante, bruto y vulgar” puede darte mucho más de lo que esperas. Antes de “calificar” a un amigo, pregúntate lo que realmente significa el calificativo que le haz de endilgar a tu amigo, no sea que al final el calificativo que le aplicas a tu amigo se vuelva contra ti.

La amistad, la verdadera, es un vírus que no discrimina raza, color de piel, nivel social-económico o cultural y es una enfermedad deliciosamente incurable.

Ya decía un viejo dicho, si tienes un amigo, cuídalo. Eso significa que no debes hacer nada que lo aleje de ti.

Feliz día de la amistad a todos y todas los y las que leen este blog.

No hay comentarios:

“¡Ajohuma!” he’i Arquímedes: Hallazgos de franceses en un libro en guaraní del siglo XVIII

Fuente:  ABCcolor Posteado por Alex López-Rolón el 27-04-2017 Cuando era tan pequeño que aún podía caminar erguido debajo de la mesa ...