Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 15 de octubre de 2010

La policía paraguaya

En mis 55 años es la primera vez que veo que le filman a un policía haciendo la tarea sucia que siempre, desde que me conozco por gente, venía haciendo. Torturar, golpear, asediar y descargar su rabia en indefensos presos.

Los policías paraguayos, esos comunes de comisarías de barrios y pueblos pequeños, no son sino unos analfabetos funcionales, que mal saben escribir y leer, o en orden inverso si lo prefieren. Ninguno de esos policías es aprobado por su intelectualidad ni sus gustos por un Van Gogh. Están allí, no todos claro pero la gran mayoría, por pago de favores políticos, por su servilismo su ignorancia supina y su incapacidad intelectual, lo que permiten manipularlos y coimearlos a gusto y paladar. Son los que en la época de la dictadura, y hasta el gobierno de Nicanor Duarte Frutos, eran “acuartelados” por una semana, sin ver a su familia, sin dormir lo suficiente, sin comer como debieran para después salir a la calle y, literalmente, chocar contra manifestantes contrarios al gobierno. Fueron los que pusieron el pecho, la cara y las balas que mataron en aquel marzo paraguayo, son los que van con la tonfa, o como se llame, para machacarle la cara a quien se le ponga en frente, así sea una mujer embarazada o un pobre campesino que solo quiere un pedazo de tierra. Son los idiotas útiles que van a los campamentos de campesinos sin tierras, para destruir, golpear e incendiar para defender los intereses de terratenientes.

No se los elige porque piensan, se los elige exactamente por lo contrario, porque obedecen sin preguntar nada ni a sus superiores ni a sus propias conciencias. En el fondo ni creo que tengan conciencia.

Pero en este caso no solo hay que mirar la tortura al chico esposado, también hay que mirar el otro lado más perverso aun: El chico está en una celda, esposado y siendo torturado. Mezclado talvéz con otros presos acusados de delitos diez más graves que las que él mismo haya cometido. Las comisarias de nuestro país son el mejor centro de instrucción para adolescentes delincuentes. Entran por hurtar una cartera y salen expertos traficantes, asaltantes y robacoches.

Sin duda el país necesita de una revolución total en su sistema; necesita cambiar radicalmente todo, su sistema preventivo de delitos, su sistema judicial y su sistema penitenciario. El video de la tortura al chico está dando vueltas al mundo, es más grave que cualquier otra filmación de soldados americanos torturando presos de guerra, más grave porque ocurre en un país que se dice democrático y con Estado de Derecho. Por fin están desnudando la perversidad de nuestro cuerpo policial, ojalá expulse a todos los que han hecho alguna vez eso, creo que la policía se quedaría sin efectivos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

es demasiado facil opinar por un video, si bien es cierto, lo que ocurrio ahi es demasiado grave e indignante para la sociedad y para muchos policias como yo, que se esmeraron supinamente para estudiar y muchos colegas dentro de la fuerza tenemos tres a cuatro titulos universitarios, la opinion no molesta solo hace falta uno poco mas de objetividad, especificidad, y envolsar a una institución y a todos sus hombres, y cada uno de sus componentes tambien tenemos familia y dignidad. Pero reitero en gran parte del comentario estoy de acuerdo, y lo del vídeo es deleznable...

“¡Ajohuma!” he’i Arquímedes: Hallazgos de franceses en un libro en guaraní del siglo XVIII

Fuente:  ABCcolor Posteado por Alex López-Rolón el 27-04-2017 Cuando era tan pequeño que aún podía caminar erguido debajo de la mesa ...