Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 22 de septiembre de 2010

El cáncer del cuoteo político

Hace años que la población paraguaya viene pidiendo la renovación total de la Corte Suprema de Justicia. Los discursos de los políticos ha sido siempre ese también.

Pero nadie ha especificado los puntos y las bases de ese cambio o renovación. Esas dos palabras tienen sentidos muy subjetivos a la hora de ser aplicadas.

Yo creo que la renovación de la Corte Suprema de Justicia debe comenzar por renovar o cambiar la forma de nombrar a los Ministros de la misma. El cuoteo político no garantiza absolutamente nada para la justicia en sí y deja vulnerable al nombrado a caer bajo el imperio de la influencia de quienes tienen en sus manos el poder de nombrarlos o enjuiciarlos. Eso sin contar que con el cuoteo político no se les nombra a los más idóneos y honorables sino a los que pueden ser más fieles a las directivas del partido político dueño de esa tajada de la cuota de poder.

El tema de la Corte no es apenas una cuestión de la Corte y los partidos políticos. Es una cuestión cultural, el problema ya nace en la misma educación y formación profesional. No existe un sistema independiente en estas áreas, en ellas no priman la inteligencia y el esfuerzo para escalar graduaciones o acceder a cargos luego de llegar a la meta del diploma en la mano.

Desde tiempos inmemoriales, para acceder a la universidad paraguaya siempre se necesitó un “padrino”. Si el apadrinado es muy poco inteligente, el padrino hasta puede encargarse de “conseguirle” su diploma, con la consabida y folklórica filosofía de “Con el tiempo va a aprender”. Fruto de esa costumbre tenemos abogados que, en vez de defender pueden acabar condenando a penas mucho más duras a su defendido y jueces que pueden liberar al más peligroso de los narcotraficantes, arguyendo “fallos en los procedimientos”, los fallos de que habla son productos de la falta de preparación académica adecuada y el exceso de ambición política y económica de los profesionales del foro. La ambición política y económica es el genoma que produce el cáncer de la corrupción que deja al país con sus defensas debilitadas y no hay cura posible si no se hace una profunda cirugía para extirpar los órganos afectados. Para peor, debido a lo antes expuestos, tampoco contamos con piezas para el “trasplante” que estén medianamente sanas, el 90% del stock de recambio está contaminado por el mismo virus, aunque aparezcan asintomáticos.

Para solucionar definitivamente el problema de la falta de independencia de la Justicia, a mi modesto modo de ver las cosas, creo que harán falta dos o tres generaciones que hayan pasado por la remodelación completa del sistema educativo y universitario, vacio de padrinazgos, con plantel de profesores con filosofías de enseñanzas bien definidas y con sentido vocacional fuerte.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Genial fill someone in on and this enter helped me alot in my college assignement. Gratefulness you for your information.

“¡Ajohuma!” he’i Arquímedes: Hallazgos de franceses en un libro en guaraní del siglo XVIII

Fuente:  ABCcolor Posteado por Alex López-Rolón el 27-04-2017 Cuando era tan pequeño que aún podía caminar erguido debajo de la mesa ...