Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

jueves, 1 de octubre de 2009

La quiniela y la reinserción social.


Finalmente fue adjudicada la concesión de la Quiniela a la empresa que había hecho la más alta oferta.

Confieso que tengo mis dudas en cuanto al cumplimiento por parte de esta empresa, pero, viéndolo bien, debo admitir que en cualquiera de los casos el pago puntual de lo establecido nunca estaría 100% asegurada, así que es mejor que haya ganado esta empresa, de esta forma al menos el monto que se venía pagando está asegurada, talvez un poco más incluso.

Leí en la información que se oponen a la implantación de los aparatos electrónicos para registrar las apuestas, esto de que las maquinas estarían “viciadas” o “preparadas” es una falacia, la manera antigua ofrece los mismos, o peores riesgos, no solo roba al Estado, sino también al apostador, en los países industrializados el juego de azar está dotado de lo más moderno de la tecnología y no por eso la gente deja de jugar, además su propio nombre ya lo dice “Juego de Azar”, se juega bajo riesgo, en todos los juegos de azar hay riesgos y “trampas” y es lo que le da al juego el sabor de la adrenalina.

Por otro lado, y a manera de contribución, (antes que nada debo confesar que la idea no es mía sino de un amigo) sería muy importante que en este trabajo sean empleadas personas con capacidades especiales, considerando que en nuestro país no hay una seguridad social especial para estas personas, sería muy importante insertarlos en el campo laboral, capacitándolas de modo que también tengan la oportunidad de “sustentar” una familia en forma digna y ya no sean utilizados solamente para pedir limosnas en los semáforos. En España hay un juego llamado ONCE (parecido a la quiniela) gerenciado por ciegos

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...