Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 9 de abril de 2010

DEMOCRACIA: una corresponsabilidad

En varios de nuestros artículos mencionamos que la crisis política en el Paraguay se debe, esencialmente a la baja preparación, casi nula, intelectual de la gran mayoría. Incluso en el artículo anterior mencionábamos parte de la causa de esa fragilidad.
En el Paraguay nunca nos enseñaron a tener hambre de libros, a lo sumo nos encajaban libros de cuentos “rosas” o novelas fantásticas para llenar algunas “lagunas” en nuestras mentes, nada más.
Por eso cuando a alguien se le pregunta lo que realmente significa democracia, lo máximo que puede responder es: “El poder del pueblo”, siquiera sabe lo que esa frase implica: PODER significa, en este caso, responsabilidad ante un bien común que es la Patria. En este caso la palabra poder no tiene el sentido que mucha gente quiere darle: el de “Yo puedo todo” “Nadie me puede atajar” “Yo decido”
YO PUEDO TODO: hasta cierto punto. El poder también tiene sus límites.
NADIE ME PUEDE ATAJAR: Siempre y cuando actúe dentro la ley, es decir TODO PUEDO y NADIE ME PUEDE ATAJAR mientras esté dentro del marco del respeto hacia el derecho y la libertad de los demás, eso es armonía.
YO DECIDO: he aquí el quid de la cuestión. Hay que preguntarse siempre ¿hasta qué punto mis decisiones afectan a los demás? Puedo hacer de mi vida lo que quiera, pero…
En la democracia YO PUEDO negarme a votar, pero eso es negarle al país y a mis hijos un futuro mejor. Si no participé en las votaciones de cualquier autoridad política en mi comunidad, mal puedo reclamar cualquier cosa. No tengo derecho, porque al no votar dejé de ejercer mi ciudadanía, por tanto me estoy negando a mí mismo ese derecho.
Democracia es corresponsabilidad en el ejercicio de la administración de la cosa pública, eso implica deberes y obligaciones. Debo ser un ciudadano honesto, celoso de las leyes, aunque ellas me afecten directamente, si después quiero reclamarle (con la debida autoridad que mi moral me da) alguna falla al que gobierna. No puede el chancho criticarle al sucio.
Democracia es conocer nuestros derechos, pero anteponer nuestras obligaciones: Tengo derecho a una vida digna, pero para conseguirla debo trabajar, pagar mis impuestos, cumplir las leyes y respetar las instituciones, no prostituirlas a mi favor. (Cobrar sin trabajar, comprar cosas robadas o sin recibo legal)
¿Usted quiere que el Presidente haga bien su trabajo? Colabore usted con El, cumpla su parte y, con todo en regla, reclame con vigor y perseverancia todo aquello que le parece que está mal. No sea de los que “olvidan” sus obligaciones y solo recuerda sus derechos. Eso, para mí, es DEMOCRACIA

No hay comentarios:

“¡Ajohuma!” he’i Arquímedes: Hallazgos de franceses en un libro en guaraní del siglo XVIII

Fuente:  ABCcolor Posteado por Alex López-Rolón el 27-04-2017 Cuando era tan pequeño que aún podía caminar erguido debajo de la mesa ...