Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 30 de abril de 2010

Día de los trabajadores

Hoy 1 de Mayo de 2.010, un día en que debemos ponernos a pensar seriamente en la situación por la que atraviesan los trabajadores en el mundo entero.
La crisis económica, la real y la creada, afecta directamente al trabajador humilde. A ese trabajador que no tiene ningún seguro social, a ese lo golpea con más fuerza.
Pero aquí y en este día quiero hablar de los trabajadores migrantes; de esos que dejaron su tierra, su patria, su familia, sus costumbres y raíces para entrar en otros mundos, inmensamente distintos al suyo de origen, tratar de aprender el idioma, por lo menos lo esencial, buscar vivir lo mas “modestamente posible” para poder ahorrar y enviar a sus seres queridos lo máximo que puede para que tengan una vida mejor.
El trabajador migrante es un ser especial, un ser endurecido por las circunstancias; pero endurecido para soportar todas las presiones y vicisitudes que le esperan a lo largo de su estadía en un país extraño al que entró sin que le hayan “DADO PERMISO”; pero también es blando al punto de solidarse siempre con sus compatriotas en la misma situación.
Hoy quiero saludar a ese héroe, absolutamente anónimo, que inyecta a la economía “informal” de su país unas divisas activas y frescas. A ese anónimo absoluto que, a pesar de todo no se ha olvidado jamás de sus raíces, lo lamentable es que sí sus raíces lo han olvidado, especialmente el paraguayo. Si, lo han olvidado, lo han marginado quitándoles el derecho a votar.
Los parlamentarios paraguayos no quieren votar la ley que permita a los paraguayos que viven en el exterior puedan votar, talvéz porque los votos de éstos jamás podrán ser comprados por las migajas que les ofrecen a los que están a su alcance, talvéz porque son los muchos votos que jamás podrán manipular.
Hoy también quiero condenar a los mayores haraganes, chupasangres que tiene el Paraguay: sus parlamentarios; los condeno a todos; incluso a los que trabajan, a ellos porque no ponen el empeño por “limpiar el parlamento” de quienes son la vergüenza del país, a ellos porque al no denunciarlos se convierten en sus cómplices. Cómplices de un complot, no contra el gobernante de turno, sino contra todo el pueblo paraguayo, que espera de ellos una actuación más digna y productiva, acorde al salario que se les paga para cumplir con ese cometido. Salario por cierto indignante y vergonzoso, en un país cuyos trabajadores reales no ganan ni la vigésima parte del salario de ellos, ni tienen los mismos privilegios que los parlamentarios. Lo cual los convierte en una casta marginada, sometida y empobrecida.
Sueño con que alguna vez logremos un futuro mejor, aunque más no sea para nuestros tataranietos.

No hay comentarios:

Crisis de Gobernabilidad

Fuente:  Todos somos Latinoamérica Por: Ernesto Samper Pizani La región latinoamericana atraviesa por una profunda crisis polític...