Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

lunes, 29 de junio de 2009

Paraguayos y Paraguayas en París













Ser migrante, tener que aprender otra cultura, adecuarse a otra disciplina social, aprender el idioma del País que nos acoge; he aquí algunas de las prioridades que una persona migrante debe adaptar a su día a día.
Paraguayitos y paraguayitas, en esa tarea, parecen pez en el agua todas esa supuestas dificultades no hacen mella en sus espíritus de soñadores que un día decidieron abandonar su tierra natal, su familia, muchos de estos compatriotas nunca tuvieron suficiente medio para hacer un viaje tan caro, tuvieron que empeñar sus pocas propiedades, en la búsqueda de realizar el sueño de un futuro mejor.
Aquí están ellos y ellas, fuertes, firmes y dispuestos a tomar cualquier responsabilidad a cambio de un pago, bien menor que el pagado a los naturales del País que los acogió, pero como diez veces más de lo que habría ganado en su País de origen por un trabajo mucho más pesado.
Lo más increíble de todo es que ni el cansancio de la ardua tarea de la semana les impide reunirse desde el viernes a la noche, dormir en la casa de una de ellas o de ellos, con un colchón en el piso, para levantarse muy temprano y comenzar a confeccionar algunas iguarias típicas para que el domingo no falte en la cancha una cantina acorde a nuestras costumbres y nuestro acostumbrado paladar a las milanesas, empanadas, croquetas, butifarras y enrollados de “Kuré Piré”, regado con gaseosas o cerveza o, mejor aún, un tereré preparado en un termo con dibujos alegóricos a Paraguay, hechos en su mayoría en Tacumbú.
El domingo, a partir de la una de la tarde, ya están a la espera de los que suelen tardar en llegar, ansiosos y hambrientos van directo a la cantina, empanada y mandioca en mano sentado en el pasto a saborear lo comprado.
A esas mujeres y hombres que dan todo de sí para que nos encontremos como en casa, para hablar en nuestra lengua vernácula, jugar al truco gritando alto todas las palabrejas que el refinado francés no nos deja decir en el cotidiano, jugar un partido de fútbol, compartir una cervecita y comentar los último acontecimientos en nuestro País, sea en el ámbito futbolístico o político, encontrarse con historias duras, de gentes que hace días están sin trabajar, de compartir posibles fuentes de trabajo. En fin a esas personas van mis más cordiales saludos desde esta humilde página, ilustradas con las imágenes de una jornada de alegria.

video

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...