Translate - Traducir -Traduction

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

sábado, 27 de septiembre de 2008

Un crimen de lesa humanidad


El compañero y gran amigo Carlos Escobar de Yby Yaú me envió un artículo sobre el asesinato de un indígena la quema de su rancho y la amenaza de muerte de toda su familia, lo publiqué tal cual, me asusta el caso, es un abuso que no puede quedar impune de manera alguna.

Creo que las autoridades nacionales, desde sus dependencias responsables de esa área deben tomar cartas en el asunto. Los hermanos nativos ya fueron atropellados en sus derechos por demasiado tiempo. Desde los albores de la historia de la “conquista” vienen siendo abusados, explotados, “reducidos” y expoliados. Gobiernos sucesivos, “evangelizadores” y otras agrupaciones de una u otra forma los han sacado de sus costumbres sin enseñarles a adaptarse a los avances del tiempo, les sacó sus tierras llevándolos a “reservas” donde no tienen como sobrevivir. Los indígenas, la mayoría nunca fueron “productores”, siempre fueron “consumidores” la tierra siempre les ha dado todo, cuando en una parte ya no había alimentos emigraban a otra parte y allí seguían la misma vida, por eso eran nómadas.

Asesinan a un indígena, queman la casa de la viuda y los hijos y para los medios de comunicación no pasa de un simple crimen de indígena, como si el indígena no tuviera dignidad, como si el indígena no tuviera derechos, los asesinos están plenamente identificados, están detenidos, serán juzgados por “un crimen” cualquiera, los pobres indígenas tuvieron que abandonar el lugar de su hábitat. Solo la iglesia se ha ocupado de ellos. ¿Quién les resarcirá de los daños? Basta ya de este tipo de hechos que no tienen otro móvil sino la de apropiarse de las tierras de nuestros hermanos nativos.

No hay comentarios:

Flores, traidor a la patria

Por  Montserrat Álvarez Hoy, aniversario del nacimiento de su creador, es el Día de la Guarania. Pero además de la guarania como género...